Sabor agridulce del básquet español en las Olimpiadas

Nada malo se le puede decir ni reprochar a la selección española de baloncesto. Un auténtico Dream Team que ha dado triunfos y medallas en el pasado. Llegaba a Tokio con la idea de
seguir haciendo lo que sabe pero las cosas no han salido como se esperaba, puedes seguir en este enlace los resultados finales de la competición de baloncesto de las Olimpiadas de Tokio
2020.
A pesar de tener algunas bajas de gran categoría como Ia baja de Ibaka, el equipo de la selección de España de baloncesto llevó un equipo muy compensado, pero probablemente sus
estrellas ya no estaban al mejor nivel. Pau Gasol podía aporta su experiencia y calidad pero ya no estábamos hablando de un jugador para jugar tres cuartos de partido.

Aun así el equipo es muy bueno donde se ha desatado por completo la figura de Ricky Rubio como el jugador top y de galones al que hay que dar el balón para conseguir puntos. Sus 38
puntos contra EEUU le hace valedor de un perfil en equipo de gran categoría.

La primera fase del evento España completo partidos con victorias menos con la Eslovenia de Doncic que esa etapa estaba totalmente desatada. Cabe destacar que Eslovenia comenzó las
olimpiadas con un ritmo y una estrella como Doncic que parecía que se llevarían el oro, pero con el paso de los partidos se fue cayendo. Todo lo contrario que EEUU que su irregularidad
fue disminuyendo hasta alcanzar el oro de las olimpiadas.

El combinado español tenía equipo para pasar de ronda pero su derrota con Eslovenia y los otros resultados le hicieron encontrase con EEUU en cuartos de final lo que se suponía que debía ser en un partido para las medallas.

Un toro como el equipo de EEUU en un partido donde ya se juega los pases a un solo partido era muy complejo. Si bien España fue fiel a su libreto y juego los americanos, muy mermados
en posiciones de interiores, comenzaron a soltar la muñeca y poco apoco soltar diferencia con el equipo español.

El ritmo americano puede con el buen y aseado juego de los españoles, como un Ricky Rubio inconmensurable de 10. Un duelo igualado hasta el descanso que luego comenzó a
difuminarse. El equipo estuvo muy bien, hasta que comenzaron a flaquear las fuerzas y el equipo americano comenzó a mostrar su poderío físico, faceta que ningún equipo puedo igualar, solo el talento y la fluidez el juego.

Así pues, un equipo español con buen tono y juego le llego su “final” demasiado pronto, a Estados Unidos no se la esperaba hasta la lucha por las medallas, por lo que ha quedado se
sabor agridulce de haber podido conseguir una medalla en esta Olimpiadas de Tokio. También destaca la despedida de los hermanos Gasol de la selección española, dos auténticos
referentes del deporte español que han escrito historia en el mundo del baloncesto.

Comenta el artículo!! Dinos lo que piensas! Cancelar respuesta