El flirteo de Pat Ewing con los Warriors

Para entender la famosa historia del posible fichaje de Pat Ewing con los Warriors, hay que analizar todo lo que pasó en el entorno del legendario pivot de los New York Knicks en el famoso verano de 1991.

Las informaciones que se encuentran habitualmente de aquel momento, únicamente reflejan lo que algún periodista publicó en un medio a mediados de 2020 y, básicamente, todo el mundo ha copiado en sus webs. 

Esa historia conocida, viene a relatar que, Pat Ewing podría haber sido agente libre en aquel verano de 1991. En su contrato existía una clausula que indicaba que, si dejaba de ser uno de los cuatro jugadores mejor pagados de la liga, y que, básicamente, eso estuvo en manos de los Warriors si hubieran elevado el contrato de Chris Mullin.

Pat Ewing habría pasado de ser el cuarto mejor pagado al quinto y ese hecho, le habría permitido salir al mercado para fichar por cualquier otro equipo. 

Desde este prisma de la historia, existía un equipo como los Golden State Warriors que querían hacer movimientos salariales poco elegantes, para poder acceder a un jugador que terminase de culminar un equipo del talento de los de la Bahía, donde destacaban el trio de Tim Hardaway, Mitch Richmond y Chris Mullin, o como también eran conocidos, la famosa «RUN TMC», un apodo que jugaba con el nombre de los «RUN DMC», uno de los grandes grupos del Hip Hop de los 80’s.

La Run TMC, Tim Hardaway, Chris Mullin y Mitch Richmond

A esta parte de la historia, se le sumaba que Chris Mullin, neoyorquino de nacimiento, no quiso firmar el contrato por no dañar a los New York Knicks, el equipo de su ciudad.

En resumen, los conspiradores Warriors, intentaron robarle a los Knicks a su mejor jugador con un ardid económico que desbarató un jugador de Nueva York.

La realidad del flirteo de Pat Ewing con los Warriors fue muy distinta, según se desprende de una artículo del 10 de julio de 1991 del New York Times del periodista Sam Goldaper.

Realmente la historia fue parecida a la contada normalmente, pero los roles de los personajes fueron muy diferentes si analizamos uno de los pocos artículos de la época y lo ponemos en contexto, con las declaraciones actuales de Pat Ewing.

La realidad parece indicar que Pat Ewing quería salir de los Knicks y que el destino deseado eran los Golden State Warriors, donde siempre quiso jugar el pivot de origen jamaicano, según comentó en 2021 en el podcast de Ryan Hollins y Brendan Haywood.

De hecho, en ese mismo podcast habló con hastío del papel de los Boston Celtics en su situación, ya que debido a la forma de pago de las bonificaciones a Larry Bird, no contaba el salario real de este, lo que le habría convertido automáticamente a Ewing, en el quinto mejor jugador de la liga y, por tanto, en agente libre.

Por todo esto, el hombre clave en la operación fue David Falk, el prestigioso agente de Pat Ewing o de Michael Jordan, entre otros grandes jugadores de la NBA.

Falk hizo patente la situación a los Warriors y les transmitió el interés de Pat Ewing en jugar junto al trio de moda de la Run TMC formada por Hardaway, Richmond y Mullin.

La cuestión es que los Warriors, de la mano de su propietario Dan Finnane, decidieron no firmar el contrato que ya había firmado previamente Chris Mullin y que convertiría a Ewing en Agente libre.

Pat Ewing y Chris Mullin en el Madison

Ese nuevo contrato de Mullin (compañero de Draft de Ewing) le hacia superar en salario al de los Knicks y pasar a este último, a ser el quinto mejor pagado de la liga, lo que le permitiría denunciar su contrato e ir a la Agencia libre.

Finalmente, los Warriors decidieron no entrar en el juego provocado por David Falk con la aquiescencia de Pat Ewing, ya que les habría llevado seguramente a un litigio con los New York Knicks, por el mero hecho de parecer que estaban manipulando el contrato de Mullin, para conseguir liberar primero a Ewing y luego posteriormente ficharle.

Ese mismo año, los Golden State Warriors traspasaron a Mitch Richmond a cambio de Billy Owens y la Run TMC llegó a su fin, tras sólo dos años de andadura en la NBA.

Por otro lado, los Knicks se convirtieron en esos años, en un firme aspirante al anillo, lo que hizo a Pat Ewing seguir persiguiendo el sueño de ser Campeón en el equipo de la Gran Manzana, sueño que finalmente nunca llegó a cumplir.

 

Comenta el artículo!! Dinos lo que piensas! Cancelar respuesta