La primera jugada de cuatro puntos de la NBA

Desde que el 12 de octubre de 1979, Chris Ford iniciara la estadística histórica de triples anotados en la NBA hasta la actualidad,  se han podido observar canastas de tres puntos de todas las facturas posibles que podamos imaginar y lo que empezó siendo un arma ofensiva utilizada esporádicamente, se ha convertido en un auténtico estilo de juego.

Probablemente, nadie pudo suponer en aquel momento que, en el futuro, habría equipos que llegaran a anotar más de 1000 triples una temporada regular o que un jugador como Stephen Curry llegara a conseguir 402 triples en la campaña 2015-2016.

La realidad es que el triple se ha convertido en un elemento totalmente cotidiano y es normal que haya jugadores que incluso lancen más habitualmente de tres que de dos. Además, cada vez hay más voces que piden retrasar la línea de tres puntos por el alto nivel de acierto de los jugadores, o incluso crear la posibilidad de un tiro más lejano, con una mayor puntuación.

De entre todas las múltiples estadísticas que ido acumulando el triple en estas décadas, hay una especialmente curiosa, que ha hecho que un jugador muy desconocido y con una carrera prácticamente testimonial en la NBA, haya pasado a la historia de la competición.

Esa estadística es la de la primera jugada de cuatro puntos de la historia de la NBA, es decir, la primera jugada en la que se anotó un triple con falta personal incluida.

El hombre encargado de conseguirlo fue Sam Smith, un pequeño alero de tan solo 193 centímetros que únicamente jugó dos temporadas en la NBA, acumulando un total de apenas 46 partidos en la liga estadounidense.

Sam Smith en la época de UNLV

Sam Smith, por aquel entonces, jugaba en los Chicago Bulls y su momento de gloria llegó el 21 de octubre de 1979, cuando consiguió entrar en los anales del baloncesto, tras anotar el primer triple con falta adicional en la historia de la NBA.

De hecho, es partido fue ya de por sí muy especial para Sam Smith, ya que se enfrentaba a su ex-equipo, los Milwaukee Bucks y, además, consiguió la mayor anotación de su carrera deportiva en la competición, con un total de 22 puntos (jugada de cuatro puntos incluida)

A partir de ahí, la suerte le fue esquiva para el pequeño alero formado en la Universidad de Las Vegas bajo las ordenes de Jerry Tarkanian, pero para aquel entonces ya había conseguido lo que otros muchos tan solo sueñan… ser parte de la historia de la NBA.

 

Comenta el artículo!! Dinos lo que piensas! Cancelar respuesta