El triple doble mas rapido de la historia de la NBA

Conseguir un triple doble en baloncesto significa conseguir alcanzar las dobles figuras en valoración (10 o más) de cualquier factor estadístico entre puntos, rebotes, asistencias, robos y tapones.
El doble doble, el triple doble, el cuadruple doble y el quintuple doble son auténticos retos para cualquier jugador de la NBA. Según va aumentando el número de valores estadísticos que se van añadiendo a la estadística la dificultad va en aumento.
El doble doble no es especialmente complicado de conseguir ya que o bien los jugadores interiores o bien los exteriores pueden alcanzar con relativa facilidad el hecho de anotar más de 10 puntos y de o bien coger por ejemplo 10 rebotes o dar 10 asistencias.
El triple doble ya es menos común y es bastante dificil conseguirlo pero a lo largo de la temporada hay determinados jugadores muy polivantes que van consiguiendolos.
El cuadruple doble es muy muy complicado y sólo lo han conseguido hacer 4 hombres en la historia de la NBA y desde el 17 de febrero de 1994 que lo consiguió por última vez David Robinson nadie más ha vuelto a lograrlo.
El quintuple doble a día de hoy es una frontera por traspasar… nadie lo ha conseguido y parece una utopía cuando se habla de él… pero todo llegará.
De estos 4 hitos estadísticos el más dificil y común al mismo tiempo es el Triple doble ya que a pesar de no ser sencillo los jugadores lo consiguen en varias ocasiones a los alrgo de sus carreras o incluso en la misma temporada…¿La pregunta es cuanto ha sido el menor computo de tiempo que ha necesitado un jugador para conseguirlo en un único partido? ¿Cual es el record de hacer un triple doble de forma más rápida en la historia?

Las 6 faltas en 3 minutos de Bubba Wells

Bubba Wells fue la gran estrella en el baloncesto universitario en los Governors de la Universidad de Austin Peay. Durante los 4 años que jugó en la Universidad ubicada en Tennessee tuvo varias lesiones de diferentes grados de gravedad de las cuales se llegó recuperar bien ya que incluso llegó a ser el máximo anotador de la División I de la NCAA no oficial ya que no llegó a ser incluido en la clasificación por no jugar el número mínimo de partidos.

Con un cartel de jugador anotador impulsivo pero con dudas sobre el estado de sus lesiones y su grado de recuperación Wells llegó a la NBA en 1997 elegido en sexta posición de la segunda ronda.

Todo parecía presagiar que Bubba Wells podría tener una fructífera carrera en la NBA pero nadie podía imaginar y predecir que pasaría a la historia de la liga por un record digamos no muy deportivo.

El 29 de diciembre de 1997 se enfrentaban los Dallas Mavericks a los todopoderosos Chicago Bulls de Jordan y Compañía. Los Mavericks con una racha de 12 partidos perdidos consecutivos y un balance de 5-24 se enfrentaban a unos Bulls que llevaban una racha de 8 partidos ganados y un balance de 20-9, es decir, exactamente lo contrario.

El partido fue muy igualado y se decidió en los últimos minutos. Por aquel entonces entrenaba a aquellos Mavericks Pre-Nash y Pre-Nowitzki ni más ni menos que Don Nelson.

Nelson decidió adoptar la táctica de intentar que Rodman (el peor tirador de libres de aquellos Bulls) fuera a la línea de tiros libres para provocar sus fallos en el lanzamiento.

Para esto sacó a la pista expresamente a Bubba Wells que procedió en un auténtico Hack a Rodman bajo las ordenes de Nelson para conseguir de forma inconsciente uno de los records de la NBA que menos podría lucir en la trayectoria profesional de un jugador.

  Bubba Wells