El accidental número 33 de Grant Hill

Grant Hill es uno de esos jugadores de la historia de la NBA de los que nadie duda que podía haber sido mejor de lo que fue si las lesiones hubieran respetado su talento innato para el baloncesto. Sea como sea y a pesar de no haber desarrollado todo su potencial, siempre quedará la duda de lo que pudo llegar a ser, en base a los destellos que dejó ver en lo que fue.

Más allá de su carrera deportiva, también dejó ciertas curiosidades que a día de hoy no dejan de sorprendernos.

Grant Hill es recordado por el número que utilizó a lo largo de toda su carrera en la NBA. El número 33 tiene otro legendario propietario junto a los Bird, Kareem Abdul Jabbar, Pat Ewing o Scottie Pippen.

Lo curioso es que la llegada a ese dorsal, no se produjo por la admiración hacia ninguno de esos jugadores o por una cuestión de gustos sino que fue por simple necesidad.

En sus orígenes en el High School, Grant Hill no utilizó el 33 ya que utilizaba otro por la profunda admiración hacia ese jugador.

Grant Hill 33

Sigue leyendo

El curioso record de Steve Kerr

Uno de los nombres que han marcado la historia de la NBA en los últimos años ha sido sin lugar a duda el de Steve Kerr. Sus records como entrenador de los legendarios Golden State Warriors de los Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green y Kevin Durant han escrito páginas en la historia de la NBA que probablemente sólo podremos valorar en su justa medida cuando se pongan en un contexto más histórico.

Estos Warriors son presente de la NBA y cuando algo está tan vivo como los de Oakland, es difícil contemplarlos en el marco de las hazañas históricas.

Todos los elementos de estos Warriors son importantes para su éxito pero quizás el elemento diferencial, el elemento que ha hecho que estos Warriors tengan una sinergia positiva que les hace superar la simple suma de las partes, es el hombre que dirige desde el banquillo a una máquina de hacer baloncesto que ha cambiado el concepto del juego, haciendo del Small Ball una filosofía.

El fruto de este super equipo ha sido gran cantidad de records que serán difíciles de batir y Steve Kerr desde el banquillo se ha hecho el propietario de muchos de ellos pero el que fuera 5 veces campeón de la NBA tiene un record tan desconocido como curioso.

Steve Kerr banquillo

Sigue leyendo

Cuando en la NBA se jugaba en campo neutral…

La historia de la NBA guarda datos curiosos y sorprendentes que cuando menos esperamos descubrimos y que confirman que la liga norteamericana nunca dejará de sorprendernos. Algunas de esas curiosidades son muy conocidas a días de hoy como es el caso de cuando los partidos de temporada regular se jugaban en campo neutral.

A día de hoy es cierto que también se juegan partidos en campos que no pertenecen a uno de los dos equipos en  juego pero son partidos muy específicos como por ejemplo los Global Games.

Esos partidos forman parte de la estrategia de globalización de la NBA y se disputan en paises como México, China, Inglaterra… etc.

Los partidos a los que nos referimos en este artículo se disputaron mucho antes pero tienen como coincidencia con los actuales en que también formaban parte de una campaña de difusión de la NBA, pero esta vez en territorio norteamericano.

La NBA necesitaba crecer y para ello debía llevar el espectáculo del baloncesto a otras ciudades, e incluso ampliar la oferta de los equipos meramente locales ya que también se pretendía que los aficionados vieran a más equipos que a los que tenían habitualmente como locales.

Elgin Baylor Sam Jones

Sigue leyendo

La agresión más impactante de la historia NBA

Desde que en 1946 la NBA empezara a producir espectáculo deportivo, muchas han sido las trifulcas, peleas y encontronazos que han ocurrido en la liga. Tipos de más de 2 metros y 100 kilos se enfrentan cada noche en las canchas de la NBA y de una forma u otra, parece inevitable que surjan situaciones de conflicto. Ahora bien, ninguna de ellas es recordada como la agresión que tuvo lugar un infausto 9 de diciembre de 1977.

Afortunadamente el acto que vamos a relatar tuvo un final relativamente feliz porque aquella noche se pudo vivir una auténtica tragedia.

Corría la temporada 1977-1978 y por aquel entonces Kareem Abdul Jabbar ya había tenido una seria trifulca con el pivot Kent Benson en la que se había roto la mano de dar un puñetazo al pivot de los Bucks.

Jabbar estaba recibiendo más leña de la habitual y se le notaba especialmente crispado.

La noche del 9 de diciembre de 1977 se enfrentaron en el Forum de los Angeles, los Lakers frente a los Rockets.

En aquel partido Kareem y el pivot de los de Houston, Kevin Kunnert, se pasaron todo el primer tiempo con enganchones y codazos. Curioosamente Kunnert y Benson eran pivots blancos de un corte físico muy similar.

Tal fue el nivel que se alcanzó de tensión que en una de la primeras jugadas del segundo tiempo, ambos jugadores volviendo de una canasta a otra se enzarzaron a mitad de pista.

Jabbar tenía agarrado a Kunnert y el cuatro de los Lakers Kermit Washington había llegado a la altura de los dos jugadores con intención de no dejar acercarse a ningún otro jugador de los Rockets.

En ese momento llegó corriendo con intención de separar una de las estrellas de la liga de la época, Rudy Tomjanovich, pero todo se desencadenó de una forma inesperada.

Agresión Washington a Tomjanovich

Sigue leyendo

El sexto hombre más anotador de la historia de la NBA

El reconocimiento al Mejor Sexto hombre de la temporada comenzó a entregarse en la temporada 1982-1983. En los primeros años del Premio con Bobby Jones, Kevin Mchale y Bill Walton, tener al Mejor Sexto hombre de la temporada era sinónimo de equipo campeón de la NBA. Ninguno de ellos fue el mejor sexto hombre más anotador de la historia de la NBA.

En aquella época inicial del premio se valoraba más el efecto que tenía el juego del sexto hombre sobre el equipo que los números individuales de este.

Como ejemplo claro de este dato fueron los promedios de anotación de Bobby Jones (9 puntos por partido) y de Bill Walton (7.6 puntos por partido).

En la evolución del Premio se ha tomado más en consideración el rendimiento individual del jugador que el efecto sobre el equipo. De hecho, desde la temporada 1995-1996 con Toni Kukoc no ha vuelto a haber un equipo Campeón de la NBA con el mejor sexto hombre de la temporada en sus filas.

Casualidad o no… este es el dato.

En cuanto a actuaciones individuales hay que ir a la temporada 1989-1990 para encontrar al Mejor sexto hombe más prolífico en cuanto a anotación de la historia de la NBA.

Ricky Pierce

Sigue leyendo