Cómo Michael Jordan se convirtió en Air Jordan

Cuando Michael Jordan llegó a la NBA, Nike era ya una marca con mucha presencia en las canchas. Demasiada presencia, según el departamento financiero de Nike. 120 jugadores NBA cobraban por llevar zapatillas Nike, casi la mitad de la liga, aunque el mejor quinteto estaba formado por cuatro Converse y una adidas; Magic Johnson, Larry Bird, Bernard King y Isiah Thomas y Kareem. Ninguno de los 120 jugadores Nike estaba entre los mejores.  

Nike debía cambiar de estrategia, buscar nuevos jugadores que funcionaran como verdaderas estrellas y en esa discusión aparecieron los nombres de Patrick Ewing, Charles Barkley…y Michael Jordan. Nike tenía una conexión con Michael, George Raveling, un entrenador universitario asociado a la marca que formó parte del staff de la selección estadounidense de baloncesto de Los Angeles 1984.

Muy respetado tanto por su trabajo como por su lucha por los derechos civiles, Raveling tenía gran ascendencia en los jóvenes universitarios. Cuando treinta años después preguntaron a Michael Jordan quién era el verdadero responsable de su fichaje por Nike solo dio el nombre de George Raveling. En realidad, Michael estaba respondiendo a Sonny Vaccaro, un agente deportivo considerado el padre de los contratos de zapatillas que se había propuesto como único responsable del fichaje. Vaccaro, después de muchos años trabajando para Nike cambió de bando y ya en adidas fichó para la marca a Tracy McGrady y Kobe Bryant.

No era habitual ver a Michael Jordan con Nike. Aunque en el instituto había jugado con Nike en alguna ocasión, en la universidad de North Carolina le obligaban a jugar con Converse y él en realidad prefería adidas.

Esa era su primera opción, pero adidas ya tenía a Kareem Abdul-Jabbar como primera opción publicitaria. Estaba dispuesta a apostar por Michael, pero no podía ofrecerle a un novato un status más alto del que ya tenía Kareem.

Converse era la segunda opción; la estrategia de la marca de la estrella era crear un grupo con los mejores jugadores. Michael Jordan podría asociar su nombre con Magic, Larry Bird, Bernard King, Aguirre, McHale o Isiah Thomas, pero no sería más que el recién llegado a la banda de las superestrellas. La marca que más dinero ofrecía era Spot-Bilt, la división de baloncesto de Saucony, que le ofrecía dinero a cambio de llevar una zapatilla genérica.

Air Jordan primer logo

Sigue leyendo

Michael Jordan… el hombre que se hizo icono de un deporte

La historia de la carrera de Michael Jordan se ha ido engrandeciendo y magnificando con el paso de los años y sobre todo con sus logros deportivos… y también extradeportivos. 

El paso de Jordan por la Universidad de North Carolina fue la de cualquier gran jugador pero no la de la super estrella que terminó siendo.

Sus excepcionales condiciones atléticas y su gran capacidad de anotación le convirtieron en uno de los jugadores más deseados de la NCAA pero nunca fue realmente el más deseado.

En su paso por los Tar Heels logró hacerse con el Campeonato de la NCAA en 1982 pero la estrella real de aquel equipo era James Worthy que terminó siendo el número 1 del Draft de 1982.

En los dos años siguientes que fue la referencia de su equipo en la Universidad los de North Carolina, no alcanzaron nunca la Final Four pero sí que lo hizo el número 1 del Draft de 1984 Hakeem Olajuwon.

Es muy fácil decir ahora que los Rockets o los Blazers se equivocaron al elegir a Olajuwon o a Bowie pero es que en aquel Jordan todavía ni se atisbaba lo que más tarde llegaría a ser.

Sigue leyendo