El día que Drazen Petrovic cambió la historia del Team USA

A lo largo de la historia, todos los grandes imperios han sufrido derrotas que cambiaron su destino, y en la gran mayoría de ocasiones, marcaron el comienzo de su declive. Llevado a lo deportivo el todopoderoso Team USA también sufrió algo parecido aunque en su caso no marcó el comienzo de su declive sino el inicio de una segunda etapa donde desplegó a las mayores estrellas de su baloncesto.

Tradicionalmente el Team USA acudía a la cistas internacionales con equipos amateurs. Para ello llevaba a jóvenes jugadores que estaban todavía jugando en la NCAA, la gran cuna del baloncesto norteamericano.  

La superioridad del Imperio baloncestistico norteamericano era tal que para ganar con facilidad no tenían ni que llevar a jugadores profesionales a eventos de la importancia como Juegos Olímpicos o Mundiales.

Estados Unidos reinó con gran autoridad en el mundo del baloncesto hasta primeros de los 80’s aunque ya hubo algún episodio previo de debacle como la famosa final de los Juegos Olímpicos de Munich 1972.

En la década de los 80’s los jugadores internacionales comenzaron a mejorar su juego ostensiblemente y algunos de ellos incluso empezaron a ser objeto de deseo de la mismísima NBA. Algo estaba cambiando en el baloncesto y los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988 certificaron que la hegemonía mundial del baloncesto norteamericano estaba llegando a su fin, al menos, en cuanto a los jugadores NCAA.

La URSS de Sabonis, Volkov o Kurtinaitis venció en semifinales de los Juegos a un Team USA compuesto por hombres de la clase de David Robinson, Danny Manningo Dan Majerle. Aquel golpe al gigante norteamericano hizo tambalear su histórico dominio en el baloncesto mundial al llevarse tan sólo la medalla de bronce pero ese hecho tan sólo fue la antesala del punto de inflexión definitivo.

Team USA 1990

Sigue leyendo

Las curiosidades del primer Mundial de baloncesto

Corría la mitad de siglo XX cuando la FIBA organizó el primer mundial de baloncesto. Aquella primera cita tuvo lugar en 1950 y la sede del torneo fue Buenos Aires, Argentina. El principal motivo de aquella elección fue que Europa seguía en plena reconstrucción tras el final de la Segunda Guerra Mundial.

Argentina disponía de buenas instalaciones y utilizó el estadio Luna Park como sede principal y única del Campeonato.

Era la primera vez que se enfrentaban en un torneo equipos de varios continentes para dilucidar cual era el que tendría el honor de ser denominado durante los cuatro siguientes años como Campeón del mundo de baloncesto.

Aquel torneo tuvo muy poco que ver con lo que a día de hoy se considera un mundial al uso.

De hecho, la cita tiene múltiples curiosidades que no dejaran de sorprender a los aficionados del baloncesto.

Vamos a recordar algunas de esas situaciones especiales que se dieron en un Campeonato diferente que congregó a 10 selecciones que provenían clasificadas desde los Juegos Olímpicos de Londres 1948, el Campeonato de Europa de 1949, del Torneo de calificación europeo de Niza y del Campeonato Sudamericano de 1949.

Para empezar a comentar algunas de las curiosidades del Campeonato del mundo de Argentina 1950 hay que recordar quien representó a Europa como selección campeona de Europa de 1949.

Aquella selección no era España, ni Italia, ni Francia… aquel “campeón europeo” era Egipto que se proclamó Campeón en 1949 en un torneo donde participaron países como Libano o Siria… aquel concepto europeo post Segunda Guerra Mundial era un tanto sui generis.

Con el paso del tiempo esos países formaron parte del torneo africano y no del europeo donde evidentemente no estaba su geolocalización.

Nebojsa Popovic

Sigue leyendo

Maccabi… el peor enemigo FIBA de la NBA

El baloncesto FIBA siempre ha tenido entre sus anhelos enfretarse y competir contra los equipos de la NBa. Medirse contra los mejores es la forma de probar que baloncesto es el que predomina en el mundo. Siendo realistas en los enfrentamientos entre equipos FIBA y NBA, los últimos siempre han tenido una gran superioridad pero más allá de la misma, ha habido un equipo que se ha convertido en el peor enemigo FIBA de la NBA.

Ese equipo desde el primero reto NBA-FIBA demostró que podía medirse con los equipos de la liga norteamericana.

Tanto es así que en el primer partido entre equipos FIBA, tal y como hoy lo entendemos, y un equipo NBA, el equipo FIBA se alzó con una victoria que hizo abrir los ojos a la NBA respecto a que más allá de sus fronteras, se estaba empezando a generar una seria amenaza deportiva contra su hegemonía.

Ese primer partido se disputó el 8 de septiembre de 1978  en el Yad Eliyahu Arena de Tel Aviv entre el Maccabi Tel Aviv y los vigente Campeones de la NBA los Washington Bullets.

Todo parecía presagiar que los Bullets de Kevin Grevey, Wes Unseld o Elvin Hays pasarían por encima de los israelies pero la historia fue muy diferente.

Miki Berkovich

Sigue leyendo

Jason Kidd el invicto del Team USA

Sin duda ninguna Jason Kidd es uno de los mejores bases de la historia de la NBA. Su fama de jugador polivalente se la ha ganado a pulso logrando noche tras noche números importantes tanto en anotación, como en asistencias y en rebotes.

De hecho antes de la eclosión de esta última etapa de los Triples Dobles donde parece que es fácil lograr dichas cifras, Jason Kidd era uno de los pocos jugadores capaz de coquetear con esas cifras del doble dígito en los tres parámetros estadísticos principales.

Tras casi 1400 partidos en la NBA logró terminar su carrera con unos promedios simplemente de super estrella de la historia de la liga.

Sus 12.6 puntos, 6.3 rebotes y 8.7 rebotes por partido lo dicen todo.

En 2008 llegó a promediar 11.3 puntos, 8.1 rebotes y 10.4 asistencias en lo que fue la actuación más cercana al triple doble desde Oscar Robertson aunque como ya es historia Russell Westbrook es el hombre que ha logrado igualar el hito de The Big O.

La grandeza de Jason Kidd en la NBA también se puede resumir en ser el segundo jugador de la historia que más asistencias y robos totales ha realizado tan sólo por detrás de John Stockton.

Más allá de todos estos logros el polivalente base posee otro curioso record.

Jason Kidd

Sigue leyendo

Ferrán Martínez el eslabón perdido del pivot del Siglo XXI

En la historia del baloncesto español siempre han existido jugadores infravalorados porque quizás el gran público no ha visto la calidad real de esos jugadores. Los motivos pueden ser muchos y realmente no vamos a entrar en ellos pero lo que está claro es que no ocupan el lugar en la historia que merecerían. Este es el claro ejemplo de Ferrán Martínez.

En nuestra página web hermana www.elgurudeldeporte.com publicamos no hace mucho el Ranking de los 25 mejores jugadores de baloncesto españoles de la historia y allí incluimos a Ferrán Martínez entre ese top 25 que cada día es más exigente debido a la gran cantidad de españoles que asumen el reto de la NBA y lo están haciendo con gran éxito.

Para ver la dimensión de Ferrán Martínez es fundamental contextualizar su baloncesto y sus logros.

Desde 1985 hasta su retirada en 2002 Matínez jugó profesionalmente en un baloncesto europeo en pleno desarrollo.

A mediados de los 80’s los jugadores europeos que emigraban en la NBA eran rara avis y desde luego no tenían ni el impacto, ni la imagen de calidad, ni las oportunidades que tienen a día de hoy.

Ferrán Martínez

Sigue leyendo