La mayor anotación sin victoria de la historia NBA

¿Que es mejor…. jugar un partido estratosférico y que tu equipo pierda o jugar un partido mediocre y que tu equipo gane? Esta es la historia del primer caso… la mayor anotación sin la recompensa de la victoria de todos los tiempos en la NBA.

Evidentemente lo ideal es hacer un gran partido y además sumar la victoria pero esto en muchas ocasiones no es posible.

Muchos jugadores que se echan sobre sus espaldas la carga del peso ofensivo de su equipo han realizado grandes, es más, excepcionales actuaciones pero con un resultado infructuoso.

No siempre tener un jugador que sea una gran arma ofensiva es sinónimo de victoria. Al final las victorias son colectivas y el trabajo que suele llevar a ellas tiene una mayor posibilidad de éxito si se realiza entre varios jugadores.

A día de hoy grandes actuaciones como los 60 puntos de Kemba Walker frente a los 76ers o los 70 puntos de Kevin Booker frente a los Celtics acabaron con derrotas para estos jugadores pero ha habido en la historia un jugador que todavía consiguió anotar más puntos y su equipo cayó derrotado.

Chamberlain vs Lakers

Sigue leyendo

La tragedia del Team USA en los Juegos Olímpicos de Atenas

La selección de baloncesto de los Estados Unidos es el equipo que ha cosechado más éxitos deportivos en la historia de las olimpiadas. La superioridad histórica del Team USA en los Juegos Olímpicos es tal que nunca se ha bajado del podio en las citas olímpicas en las que ha participado.

De hecho, esas subidas al podio prácticamente siempre se han traducido en medallas de oro. Tan sólo en tres ocasiones hasta el momento, los Estados Unidos no se han subido a lo más alto del podio a recoger la presea dorada.

Hasta la cita olímpica de Munich 1972 el conjunto norteamericano no conoció la derrota. Sumaron un total de 62 partidos invictos sin conocer la derrota hasta que cayeron en una polémica final frente a la URSS de los Belov.

Aquello fue tomado como una confabulación política más allá de lo deportivo y por ese motivo y en plena guerra fría no se activaron las alarmas de lo que realmente estaba pasando… el baloncesto ya no sólo era propiedad norteamericana.

Los éxitos continuaron llegando al Team USA pero la superioridad ya no era tan evidente. En los Juegos Olímpicos de Montreal 1976 Estados Unidos ganó de nuevo el oro con 7 victorias sin mácula pero Puerto Rico y Checoslovaquia pusieron contra las cuerdas al gigante americano.

En Seúl 1988 llegó la segunda derrota del Team USA en los Juegos Olímpicos y el auténtico origen del cambio de ciclo en las participaciones internacionales de los Estados Unidos

URSS vs USA Seul 1988
Celebración de la victoria de la URSS frente al Team USA en semifinales

A partir de aquellas Olimpiadas donde los americanos cayeron sin paliativos frente a la URSS de Sabonis en semifinales se tomó la decisión de emepzar a llevar a las competiciones a jugadores profesionales. Concretamente en 1989 se cambió la norma que permitía llevar al Team USA a jugadores profesionales, es decir, a jugadores de la NBA.

Estados Unidos empezó a desplegar su arsenal para recuperar el dominio del baloncesto mundial y formó la mayor suma de talento deportivo de la historia del baloncesto. 

En 1992 el Dream Team con jugadores de la talla de Michael Jordan, Magic Johnson o Larry Bird arrasaron en los Juegos Olímpicos de Barcelona.

El mundo del baloncesto volvía a mirar con respeto y admiración al basket norteamericano ya que aquella pléyade de estrellas de la NBA volvió a hacer que vencer a los Estados Unidos fuera un sueño imposible.

En aquel momento se pensó que se sentaban las bases para otra era interminable de dominio del baloncesto norteamericano pero nuevamente el destino nos guardaba una sorpresa.

En las citas de Atlanta y Sidney el guión no fue muy diferente al de Barcelona pero todo cambió en Atenas 2004.

La vigésimo octava cita olímpica de la era moderna se presentaba como otra marcha militar del Team USA en pos de una sencilla y rápida victoria pero algo en aquel equipo no funcionó.

Team USA Atenas 2004
Team USA 2004

El talento que presentó el equipo norteamericano fue de la talla de jugadores ya consagrados como Tim Duncan, Allen Iverson o Stephon Marbury y estrellas emergentes como Lebron James, Carmelo Anthony y Dwayne Wade.

Como maestros de ceremonias desde el banquillo de aquel equipo Estados Unidos contó con Larry Brown como entrenador principal y con hombres como Gregg Popovich como entrenadores asistentes.

Todos los elementos parecían que sumaban suficiente para alcanzar el éxito pero la X de aquella formula escondía una incognita que a la postre desencadenaría la peor actuación histórica del equipo norteamericano como ahora veremos en la siguiente página.

La mayor derrota de Michael Jordan

Todo el mundo tiene un partido malo en algún momento a lo largo de su carrera, es inevitable. Hasta el legendario 23 de los Chicago Bulls tuvo una mala noche, una noche en la que no le salió casi nada tal y como muestra el resultado del partido que constituyó la mayor derrota de Michael Jordan en la NBA.

Aquel partido para olvidar tuvo lugar en 1992 prácticamente al inicio de temporada regular.

Contextualizando aquel partido en la historia del equipo de Illinois fue cuando los Chicago Bulls de la primera era de Michael Jordan vivían su máximo esplendor y ya se habían proclamado  dos veces Campeones de la NBA… es decir… aquel equipo era un equipo ya sólido y hecho.

El autor de aquella severa derrota fue un equipo con el que precisamente los Bulls tenían una agria rivalidad en aquella época.

Viejos rivales conocidos sedientos de venganza, un esguince leve, una mala noche de Pippen y un escenario como el Madison Square Garden fueron los componentes esenciales de la peor noche de His Airness en la NBA.

Mayor derrota de Michael Jordan

Sigue leyendo

Los MVP del All Star que perdieron el partido de las estrellas

En la historia del All Star Game también ha habido sorpresas en cuanto a la elección del MVP del partido. Sorpresas no por que fuera inmerecida la elección sino por romper la regla no escrita de que el jugador nombrado debía ser del equipo ganador del partido. De todos modos el Club de los MVP del All Star que perdieron el partido de las estrellas es muy reducido.

Ser el mejor habiendo perdido el partido es posible pero es una elección muy poco habitual.

El jugador que lo recibe debe haber alcanzado un nivel extraordinario y con superioridad respecto a los jugadores del equipo vencedor.

Esto por ejemplo en el MVP de las Finales de la NBA sólo ha pasado un vez y fue en la primera vez que se otorgó.

El ganador Jerry West dejó un espectacular promedio de 37.9 puntos, 4.7 rebotes y 7.4 asistencias en esas series.

Los casos en el All Star son algo más numerosos pero se pueden contar con los dedos de la mano.

También hay que tener en cuenta que la competición es muy diferente ya que el All Star es un espectáculo con fines meramente de entretenimiento y las Finales NBA es el momento donde los jugadores se juegan la gloria de convertirse en Campeones de la mejor liga del mundo.

Comenzamos en la siguiente pagina con los MVP del All Star que perdieron el partido de las estrellas

La pelea de la verguenza en la NBA… Detroit Pistons vs. Indiana Pacers vs. El público

 Hoy se cumple el aniversario de la mayor pelea de la verguenza en la NBA. Quizás estemos ante una de las tanganas más desagradables del mundo del deporte ya que al final hasta los propios aficionados se vieron implicados en el altercado.
 
Vamos a recordar el día que la NBA tuvo que imponer las mayores sanciones deportivas de su historia a parte de las impuestas por el consumo de drogas y dopping.
 
La gran pelea entre los Detroit Pistons y los Indiana Pacers el 19 de Noviembre de 2004 en el Palace of Auburn Hills (Detroit)… hubo muchos “duelos particulares” tipo el que inicio toda la pelea, que fue entre Artest (como no) y Ben Wallace pero allí se repartió golpes a diestro y siniestro sobre todo a la imagen pública del baloncesto… y por consecuencia a la imagen comercial de la NBA.
 
Detroit Pistons y los Indiana Pacers el 19 de Noviembre de 2004
 
Aquello acabó en la grada, peleándose los jugadores incluso con los aficionados, y dando una imagen muy fea de este maravilloso deporte, principalmente por la enajenación de varios jugadores de Indiana Pacers.