La noche en que Kobe eclipsó al mejor equipo de la historia de la NBA

El 13 de abril de 2016 se produjeron dos hechos históricos en la NBA aunque uno de ellos quedó prácticamente en un segundo plano ante la legendaria actuación de Kobe Bryant en su despedida de la competición.

Aquella noche decía adios al baloncesto uno de los mejores jugadores de la historia de la NBA y también los Golden State Warriors se jugaban pasar a la historia convirtiéndose en el mejor equipo en temporada regular de todos los tiempos.

Por un lado estaba la despedida de un jugador que lo había sido todo pero que estaba en el ocaso de su carrera y por otro el equipo que estaba en condiciones de superar la mítica marca del 72-10 de los Chicago Bulls de Michael Jordan de la temporada 1995-1996.

Todo apuntaba en que sería una noche de nostalgia en el Staple de los Loa Angeles y una noche para la historia para los 19596 espectadores que llenaron a reventar el Oracle Arena de la ciudad de Oakland. Ambos partidos comenzaron a la misma hora y tuvieron un final muy similar.

Warriors o Kobe o Kobe y Warriors… un menú perfecto para una noche que tuvo un desenlace de película.

Los Golden State Warriors vencieron a los Grizzlies por 104 a 125 y consiguieron una marca sin igual… 73-9… algo único… histórico… pero en aquella noche algo secundario porque en el Staples Center, Kobe Bryant simplemente hizo algo al nivel de su grandeza.

Kobe Bryant

Sigue leyendo

La NO maldición del número 13 del Draft de la NBA

La historia y el mito de que el número 13 es un símbolo de mala suerte suele ser fácilmente refutable. La historia del número 13 del Draft de la NBA es una de las mejores pruebas de que el número maldito no tiene porque ser sinónimo de mala fortuna, sino de todo lo contrario.

La cuestión de la elección número 13 en el Draft parte de que las posibilidades de obtener una buena elección de un gran jugador son inferiores en teoría las 12 elecciones anteriores.

Cada año el Draft pone en sorteo a los mejores talentos jóvenes del mundo del baloncesto, y según van pasando las elecciones y los equipos van eligiendo jugadores, cada vez es menos probable elegir un jugador de gran proyección en la liga, lo cual es lógico.

El Draft está rediseñado para redistribuir el talento deportivo para los equipos que peores resultados tienen en la liga. Es un sistema indirecto de elevar el nivel de la competeción.

Cada Draft tiene un gran trabajo previo por los equipos de la NBA. Se estudian a los jugadores elegibles y se analizan las demandas deportivas de cada equipo elector para que de esta forma se elija el mejor jugador posible para el equipo que tiene la posibilidad de elegir en un buen turno del draft.

Por todo esto es muy difícil que grandes jugadores caigan más allá de las 10 primeras posiciones del Draft, salvo que ese Draft reparta mucho más talento de los normal en una sola temporada.

De hecho, las posiciones posteriores a las 10 primeras, se pueden considerar abiertamente ya como robos del Draft ya que equipos con peores turnos de selección se llevan a jugadores que dan mucho mejor resultado que sus antecesores.

dRAFT 1996

Sigue leyendo

Tayshaun Prince o la excelencia en la defensa

Tayshaun Prince es uno de esos jugadores que todo entrenador de la NBA siempre desea tener. El que fuera alero de los Detroit Pistons que acabaron con uno de los mejores Big Four de la historia de la NBA, dejó su impronta en la liga haciendo ese trabajo que no luce, el trabajo entre bambalinas.

Prince es recordado por su actitud introvertida dentro de las canchas y por su juego sobrio y equilibrado.

Jugador de equipo desarrolló la gran mayoría de su carrera en la Ciudad del Motor aunque en la recta final de su carrera hizo sus pinitos en equipos como Grizzlies, Celtics o Timberwolves aunque realmente siempre es y será recordado por ser miembro del gran equipo que formaron los Pistons a principios de siglo.

Aquel equipo duro y de corte defensivo con jugadores como Rip Hamilton, Chauncey Billups o Rasheed y Ben Wallace llegó 6 años consecutivos a las Finales de la Conferencia Este.

El cenit de aquel grupo de jugadores de armas tomar llegó en 2004 y 2005 donde llegaron a las Finales de la NBA con resultado dispar. En 2004 se llevaron el anillo barriendo a los todopoderosos Lakers de Karl Malones, Gary Payton, Shaq y Kobe y cayendo al año siguiente frente a los Spurs en unas finales de infarto con resultado global de 4 a 3.

Tayshaun Prince

Sigue leyendo

Lo que sólo ha conseguido Kobe Bryant

Que decir de Kobe Bryant… realmente no se puede decir mucho más de lo que han descrito sus legendarias actuaciones en la liga norteamericana ya que es uno de esos jugadores de la historia de los que nadie cuestiona su espacio entre los más grandes de todos los tiempos.

Ganarse esa posición en la historia de la NBA sólo se consigue en base al éxito individual y también imprescindiblemente al colectivo.

Si una estrella no hace a su equipo ganar… la historia lo recordara como un gran jugador que no fue capaz de llevar a su equipo al éxito.

Sólo hay que recordar la lista de grandes estrellas sin anillo de Campeón de la NBA.

Kobe no es miembro de esa lista de grandes sin anillo pero en la primera etapa de su carrera en la NBA se dudó sobre si era capaz de liderar a su equipo a un anillo.

Junto a Shaquille O’Neal en los Lakers y con el número 8 a su espalda fue capaz de ganar tres anillos de Campeón de la NBA, pero todos los premios individuales fueron para Shaq. 

El MVP del año 2000 y los 3 MVP de las Finales que ganaron los Lakers con Kobe y Shaq fueron para el pivot.

En aquellos años de los 3 primeros títulos la Mamba Negra promedió 25.4 puntos, 5.9 rebotes y 5.1 asistencias por partido en temporada regular y 25.3 puntos, 5.7 rebotes, 4.9 asistencias, 1.5 robos y 1.1 tapones por partido en los Playoffs. 

Kobe y Shaq

Sigue leyendo

Los 81 puntos de Kobe Bryant en la NBA

El 22 de enero de 2006 en lo que era una noche cualquiera en la temporada 2005-2006 se enfrentaban en el Staples Canter los Angeles Lakers y los Toronto Raptors en un partido de temporada regular. Aquella noche cualquiera se convirtió en única. Aquella velada escondía la que se convertiría en la segunda mejor marca de anotación de un jugador en un sólo partido de historia de la NBA. Fue la noche de los 81 puntos de Kobe Bryant.

Ese nombre es el resumen de una de las páginas más grandes de la historia de la NBA.

Quizás podría haberlo logrado otro jugador porque los ha habido con un gran potencial anotador pero quizás no con tanto hambre de baloncesto como el que tuvo Kobe.

El jugador de los Lakers fue a lo largo de su carrera quintaesencia de la competitividad.

En el lapso entre la era de los Lakers del dúo Shaq-Kobe y del que posteriormente Kobe formaría con Pau Gasol, la Mamba Negra siguió compitiendo e intentando llevar a los Lakers a algo más.

En ese periodo llegó la noche mágica de Kobe en la que sólo dejó por superar los míticos 100 puntos de Wilt Chamberlain.

Kobe Bryant volvió a enseñarnos aquella noche que no hay nada imposible y que los horizontes no son tan lejanos.

Kobe Bryant

 

Sigue leyendo