El sexto hombre más anotador de la historia de la NBA

El reconocimiento al Mejor Sexto hombre de la temporada comenzó a entregarse en la temporada 1982-1983. En los primeros años del Premio con Bobby Jones, Kevin Mchale y Bill Walton, tener al Mejor Sexto hombre de la temporada era sinónimo de equipo campeón de la NBA. Ninguno de ellos fue el mejor sexto hombre más anotador de la historia de la NBA.

En aquella época inicial del premio se valoraba más el efecto que tenía el juego del sexto hombre sobre el equipo que los números individuales de este.

Como ejemplo claro de este dato fueron los promedios de anotación de Bobby Jones (9 puntos por partido) y de Bill Walton (7.6 puntos por partido).

En la evolución del Premio se ha tomado más en consideración el rendimiento individual del jugador que el efecto sobre el equipo. De hecho, desde la temporada 1995-1996 con Toni Kukoc no ha vuelto a haber un equipo Campeón de la NBA con el mejor sexto hombre de la temporada en sus filas.

Casualidad o no… este es el dato.

En cuanto a actuaciones individuales hay que ir a la temporada 1989-1990 para encontrar al Mejor sexto hombe más prolífico en cuanto a anotación de la historia de la NBA.

Ricky Pierce

Sigue leyendo

Los jugadores que han promediado más de 2 tapones y 2 robos en una temporada NBA

En el baloncesto profesional los datos estadísticos más difíciles de conseguir en un partido de baloncesto son los parámetros defensivos ya que se dan pocas situaciones a lo largo de los encuentros en las que los jugadores puedan interceptar balones o bien poner tapones.
 
La clasificación de máximos taponadores de temporada y la clasificación de máximos ladrones de balones de temporadas suele estar históricamente en unas marcas alrededor de los 2 a 3 balones robados  y de 2 a 4 tapones por partido.
 
De hecho aunque son ambos valores estadísticos netamente defensivos, tanto los tapones como los robos de balón son acciones relacionadas con diferentes tipos de jugadores en cuanto a su rol en la pista.
 
La Clasificación de tapones siempre ha sido liderada por jugadores de juego interior, salvo en 2005 que el ruso Kirilenko se hizo con la clasificación. Por su parte los robos de balón siempre han sido liderados por jugadores de los backcourts de los equipos. Bases y escoltas han dominado año tras año esta clasificación.
 
Ambos datos, tapones  y balones robados, son dificiles de conseguir y los jugadores que han dominado esas clasificaciones han sido siempre excelentes defensores y en algunos casos auténticos especialistas defensivos.
 
La dificultad aumenta para encontrar jugadores que hayan promediado buenas medias tanto de tapones como de balones robados a lo largo de una temporada. El hecho es que sólo 4 jugadores a los largo de todos los tiempos han conseguido promediar, al menos, 2 tapones y 2 robos por partidos. 

Estos 4 jugadores únicos de la historia son los siguientes: