Ferrán Martínez el eslabón perdido del pivot del Siglo XXI

En la historia del baloncesto español siempre han existido jugadores infravalorados porque quizás el gran público no ha visto la calidad real de esos jugadores. Los motivos pueden ser muchos y realmente no vamos a entrar en ellos pero lo que está claro es que no ocupan el lugar en la historia que merecerían. Este es el claro ejemplo de Ferrán Martínez.

En nuestra página web hermana www.elgurudeldeporte.com publicamos no hace mucho el Ranking de los 25 mejores jugadores de baloncesto españoles de la historia y allí incluimos a Ferrán Martínez entre ese top 25 que cada día es más exigente debido a la gran cantidad de españoles que asumen el reto de la NBA y lo están haciendo con gran éxito.

Para ver la dimensión de Ferrán Martínez es fundamental contextualizar su baloncesto y sus logros.

Desde 1985 hasta su retirada en 2002 Matínez jugó profesionalmente en un baloncesto europeo en pleno desarrollo.

A mediados de los 80’s los jugadores europeos que emigraban en la NBA eran rara avis y desde luego no tenían ni el impacto, ni la imagen de calidad, ni las oportunidades que tienen a día de hoy.

Ferrán Martínez

En aquel momento surgía Ferrán Martínez un pivot de 2.13 cm que se le comparaba por tamaño con Fernando Romay pero que se convertiría en un jugador mucho más completo y especial que el jugador blanco.

La movilidad, fundamentos e inteligencia de Ferrán Martínez le llevó a evolucionar en su juego a principios de los 90’s a lo que a día de hoy han evolucionado los grandes cincos del baloncesto.

Martínez desarrolló un gran tiro de larga distancia sabiendo que los pivots al uso de la época no saldrían hasta esa zona defenderle y si salían abría el campo para que otros jugadores pudieran ir directamente hacia el aro.

Esto hizo a Ferrán ser uno de los primeros 7 pies del baloncesto europeo que tiraba de tres con gran porcentaje de acierto.

Al mismo tiempo tenía un buen arsenal de movimientos de espaldas al aro con un gancho muy efectivo.

En aquella época un jugador del perfil del catalan era muy difícil de encontrar en el basket europeo, de hecho, ese perfil tan especial le hizo ser atractivo para grandes clubes europeos más allá del basket español, algo que en aquella época era una rareza.

Esa evolución probablemente haya servido de inspiración a muchos jugadores grandes que han ampliado su catálogo de opciones de juego con el tiro en estático de tres puntos desde la parte alta de la bombilla.

¿Estamos ante el eslabón perdido en la evolución del pivot del Siglo XXI?

Una jugada difícil de defender para cualquier otro pivot que tiende a bajar a la defensa a zonas próximas al aro.

Ferrán Shaq

Como resultado de la calidad de Ferrán Martínez está su palmares ya que tiene todos los títulos del basket europeo a nivel de club.

El pivot logró ganar 8 ligas ( 5 con el Barça, 2 con el Joventut y 1 con el Panathinaikos), 2 Copas del Rey en España, 1 Recopa, 1 Korac, 1 Intercontinental y 1 Euroliga.

De hecho en la final de la Euroliga que ganó con el Joventut aportó 17 puntos y 10 rebotes siendo el máximo anotador del partido y probablemente el merecido MVP de aquella Final Four en vez de Zarko Paspalj que se llevó el honor a pesar de perder la final y hacer un 3 de 10 en tiros libres en dicho partido.

Ganó todo lo que se podía ganar a nivel de clubes en Europa a lo largo de su carrera.

Simplemente fue un adelantado a su tiempo, un jugador que aprendió a ser diferente y como consecuencia un jugador mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *