Las Converse All Star, un icono del pasado de la NBA

La historia de la NBA está llena de iconos y símbolos que han sido testigos de la evolución y crecimiento de la liga norteamericana. Uno de ellos ha sido sin lugar a duda el material deportivo de los jugadores. La evolución de los materiales y el enfoque comercial, han sido los dos principales motores del cambio en la equipación de los jugadores.

Las marcas comerciales en seguida vieron el filón de poder buscar en los jugadores una imagen de marca que hiciera la venta de sus productos más atractiva para los aficionados.

Uno de los productos más vendidos y que ha tenido un mayor desarrollo comercial tanto por las marcas, como por los propios jugadores, han sido las zapatillas.

Firmas como Adidas, Converse, Nike o Reebok o en la actualidad firmas como Under Armour o la propia marca Jordan han pugnado con contratos millonarios por calzar a los mejores jugadores para poder vender sus zapatillas “tecnológicamente pluscuamperfectas” a lo largo y ancho del planeta, pero esto no fue siempre así.

Hubo una época en la que los jugadores usaban prácticamente todos las mismas zapatillas, las históricas simples pero eficaces, Converse “Chuck Taylor” All Star.

Las famosas zapatillas Converse comercializadas por el otrora jugador de baloncesto Chuck Taylor, se crearon alrededor de 1917 y fueron rediseñadas en 1922, mucho antes de que incluso la NBA se fundara en 1946. También fueron las zapatillas oficiales de los Juegos Olímpicos desde 1936 hasta 1968.

Su lona, su estrella con la firma de Chuck Taylor, su puntera y su suela de goma le daban unas características únicas para la época. De hecho, esa condición de la suela de goma las hacía antideslizantes, lo cual era ideal para el baloncesto.

Bob Cousy con unas Converse All Star negras
Bob Cousy con unas Converse All Star negras

Desde principios de los 70’s las Converse All Star dejaron de ser las únicas zapatillas de baloncesto y otras marcas empezaron a ocupar su terreno.

Incluso la propia Converse con sus nuevos modelos, sobre todo con las Weapon, hizo que el final de las All Star se precipitara en periodo muy breve de tiempo.

Los jugadores empezaron a utilizar otras zapatillas y las Converse “Chuck Taylor” All Star pasaron a ser definitivamente un vestigio del pasado.

Pasaron de ser utilizadas por todo el mundo a que nadie las calzara y a finales de los 70’s prácticamente se habían convertido en una rara avis sobre una cancha de baloncesto.

Tree Rollins habitualmente ha sido recordado como el último jugador que jugó con las All Star ya que las utilizó durante toda la temporada 1979-1980, pero no fue el último jugador en llevarlas.

En 1982 Micheal “Sugar” Ray Richardson las utilizó pero en un modelo de piel en vez de las habituales de lona y ya en la temporada 1985-1986 fue Mickey Johnson el último jugador que las llevó en un partido oficial de la NBA.

Mickey Johnson se convirtió en el último romántico que calzó unas zapatillas sobre las que se jugaron prácticamente las 3 primeras décadas de la NBA.

Las Converse “Chuck Taylor” All Star también son historia de la NBA ya que sobre ellas se anotaron records como el de los 100 míticos puntos de Wilt Chamberlain.

Converse All Star
Replica exacta de las Converse All Star de los 100 puntos de Chamberlain

Un comentario en “Las Converse All Star, un icono del pasado de la NBA

Comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!