El día que nació Tragic Johnson

Es sorprendente que jugadores del nivel y calidad de Magic Johnson llegaran a ganarse un apodo tan negativo con Tragic Johnson a lo largo de su carrera. El juego de palabras y apodos llevaba de un jugador mágico a un jugador trágico.

Este apodo de Magic parecía olvidado con el paso del tiempo y por los MVP y anillos que ganó a lo largo de su carrera pero siempre estuvo ahí… latente. 

Fue Shaquille O’Neal a través de su sección de las jugadas más “desafortunadas” en su sección Shaqtin’ a fool el que volvió a poner de moda y recordar a Tragic… Johnson.

Este apodo negativo se lo ganó en la Finales de la NBA de 1984 cuando los Celtics de Bird, McHale y Parish se enfrentaron por primera vez a los Lakers del Showtime en una Finales de la NBA, rememorando así los míticos duelos de los 60’s entre los de los Angeles y los de Massachusetts.

Magic 1984

Sigue leyendo

Karl Malone… ¿el mayor error en la historia del Draft?

Cuando se habla del mayor error en la historia del Draft siempre se suele citar de forma recurrente la elección en tercer lugar del Draft de 1984 de Michael Jordan, pero realmente aquella decisión no fue un error como tal ya que más allá de valorar al jugador, se valoró la posición de juego de Jordan ya que tanto los Rockets como los Blazers querían un jugador interior. El caso de Karl Malone fue totalmente distinto.

En mi opinión la elección de Karl Malone en el puesto número 13 del Draft de 1985 si que puede ser el mayor error de la historia del Draft, muy por encima del caso de Michael Jordan.

El 18 de junio de 1985 se consumó por varios equipos el mayor error de valoración de un jugador en la historia del Draft, ya que el que iba a ser el segundo máximo anotador de la historia de la NBA, no fue elegido por varios equipos que seleccionaron antes a otros jugadores.

Lo grave del caso de El Cartero fue que directamente los equipos equipos que buscaban jugadores interiores priorizaron a otros antes que a él.

Karl Malone Lousiana Tech

Sigue leyendo

Stephen Curry, o como dominar desde el triple

El base de Akron anotó nueve triples en el segundo encuentro antes los Cavs, la cifra más alta de la historia de la NBA de lanzamientos de tres encestados en un partido de las finales, superando así la marca de Ray Allen que estaba en ocho.

Un nuevo récord se ha logrado en la NBA. Otro que le podemos sumar a un jugador que, seguramente, cuando finalice su carrera seguirá poseyendo varios de ellos. Otro desde el triple, como no podría ser de otra manera para el nombre del que hablamos.

Stephen Curry se ha convertido en el hombre récord del triple, pues ha batido varias de las marcas históricas de la NBA desde más allá de esa línea. Los 7,24 metros que separan al base de Akron de la canasta cada vez que lanza de tres parecen hasta una distancia demasiado corta para él, pues encesta desde allí con una gran maestría y determinación, lo que le permite estar siempre presente en las apuestas que se realizan por internet como un posible candidato al MVP tanto del partido como de la temporada.

Y es que, el pasado 4 de junio Curry logró un nuevo hito jamás alcanzado en la historia de la NBA. En el segundo partido de las finales ante los Cleveland Cavaliers, Stephen anotó nada menos que nueve triples en ese partido, superando así la marca que Ray Allen había dejado en ocho en la temporada 2009-2010.

curry

Sigue leyendo

Michael Jordan… el hombre que se hizo icono de un deporte

La historia de la carrera de Michael Jordan se ha ido engrandeciendo y magnificando con el paso de los años y sobre todo con sus logros deportivos… y también extradeportivos. 

El paso de Jordan por la Universidad de North Carolina fue la de cualquier gran jugador pero no la de la super estrella que terminó siendo.

Sus excepcionales condiciones atléticas y su gran capacidad de anotación le convirtieron en uno de los jugadores más deseados de la NCAA pero nunca fue realmente el más deseado.

En su paso por los Tar Heels logró hacerse con el Campeonato de la NCAA en 1982 pero la estrella real de aquel equipo era James Worthy que terminó siendo el número 1 del Draft de 1982.

En los dos años siguientes que fue la referencia de su equipo en la Universidad los de North Carolina, no alcanzaron nunca la Final Four pero sí que lo hizo el número 1 del Draft de 1984 Hakeem Olajuwon.

Es muy fácil decir ahora que los Rockets o los Blazers se equivocaron al elegir a Olajuwon o a Bowie pero es que en aquel Jordan todavía ni se atisbaba lo que más tarde llegaría a ser.

Sigue leyendo

La NO maldición del número 13 del Draft de la NBA

La historia y el mito de que el número 13 es un símbolo de mala suerte suele ser fácilmente refutable. La historia del número 13 del Draft de la NBA es una de las mejores pruebas de que el número maldito no tiene porque ser sinónimo de mala fortuna, sino de todo lo contrario.

La cuestión de la elección número 13 en el Draft parte de que las posibilidades de obtener una buena elección de un gran jugador son inferiores en teoría las 12 elecciones anteriores.

Cada año el Draft pone en sorteo a los mejores talentos jóvenes del mundo del baloncesto, y según van pasando las elecciones y los equipos van eligiendo jugadores, cada vez es menos probable elegir un jugador de gran proyección en la liga, lo cual es lógico.

El Draft está rediseñado para redistribuir el talento deportivo para los equipos que peores resultados tienen en la liga. Es un sistema indirecto de elevar el nivel de la competeción.

Cada Draft tiene un gran trabajo previo por los equipos de la NBA. Se estudian a los jugadores elegibles y se analizan las demandas deportivas de cada equipo elector para que de esta forma se elija el mejor jugador posible para el equipo que tiene la posibilidad de elegir en un buen turno del draft.

Por todo esto es muy difícil que grandes jugadores caigan más allá de las 10 primeras posiciones del Draft, salvo que ese Draft reparta mucho más talento de los normal en una sola temporada.

De hecho, las posiciones posteriores a las 10 primeras, se pueden considerar abiertamente ya como robos del Draft ya que equipos con peores turnos de selección se llevan a jugadores que dan mucho mejor resultado que sus antecesores.

dRAFT 1996

Sigue leyendo