Cómo Michael Jordan se convirtió en Air Jordan

Cuando Michael Jordan llegó a la NBA, Nike era ya una marca con mucha presencia en las canchas. Demasiada presencia, según el departamento financiero de Nike. 120 jugadores NBA cobraban por llevar zapatillas Nike, casi la mitad de la liga, aunque el mejor quinteto estaba formado por cuatro Converse y una adidas; Magic Johnson, Larry Bird, Bernard King y Isiah Thomas y Kareem. Ninguno de los 120 jugadores Nike estaba entre los mejores.  

Nike debía cambiar de estrategia, buscar nuevos jugadores que funcionaran como verdaderas estrellas y en esa discusión aparecieron los nombres de Patrick Ewing, Charles Barkley…y Michael Jordan. Nike tenía una conexión con Michael, George Raveling, un entrenador universitario asociado a la marca que formó parte del staff de la selección estadounidense de baloncesto de Los Angeles 1984.

Muy respetado tanto por su trabajo como por su lucha por los derechos civiles, Raveling tenía gran ascendencia en los jóvenes universitarios. Cuando treinta años después preguntaron a Michael Jordan quién era el verdadero responsable de su fichaje por Nike solo dio el nombre de George Raveling. En realidad, Michael estaba respondiendo a Sonny Vaccaro, un agente deportivo considerado el padre de los contratos de zapatillas que se había propuesto como único responsable del fichaje. Vaccaro, después de muchos años trabajando para Nike cambió de bando y ya en adidas fichó para la marca a Tracy McGrady y Kobe Bryant.

No era habitual ver a Michael Jordan con Nike. Aunque en el instituto había jugado con Nike en alguna ocasión, en la universidad de North Carolina le obligaban a jugar con Converse y él en realidad prefería adidas.

Esa era su primera opción, pero adidas ya tenía a Kareem Abdul-Jabbar como primera opción publicitaria. Estaba dispuesta a apostar por Michael, pero no podía ofrecerle a un novato un status más alto del que ya tenía Kareem.

Converse era la segunda opción; la estrategia de la marca de la estrella era crear un grupo con los mejores jugadores. Michael Jordan podría asociar su nombre con Magic, Larry Bird, Bernard King, Aguirre, McHale o Isiah Thomas, pero no sería más que el recién llegado a la banda de las superestrellas. La marca que más dinero ofrecía era Spot-Bilt, la división de baloncesto de Saucony, que le ofrecía dinero a cambio de llevar una zapatilla genérica.

Air Jordan primer logo

Sigue leyendo

El Draft de 1978… la apuesta en la que ganaron todos

En 1978 los Boston Celtics estaban en plena reconstrucción tras los éxitos de mediados de esa misma década. La retirada de John Havlicek había dejado huérfana a la afición del Boston Garden y Red Auerbach ya buscaba un nuevo conejo para sacarse de la chistera y esa chistera fue el Draft de 1978.

Los Celtics tenían la sexta elección del Draft y decidieron apostar por un jugador que presumiblemente no iba a dar el salto a la NBA en ese año.

Ese hombre era Larry Bird que tan sólo llevaba dos años en la Universidad de Indiana State pero que era elegible tras el breve paso por la Universidad de Indiana y el consiguiente año en blanco que pasó fuera de las canchas de baloncesto.

La cuestión es que Bird era elegible porque su teórica clase universitaria desde el año que llegó a la universidad ya habría alcanzado el cuarto año para la graduación.

Los equipos que tenían la opción de elegir antes de los Celtics, decidieron no apostar por Larry Bird ya que podían correr el riesgo de elegirle y que continuara un año más en la NCAA y posteriormente volver a presentarse al Draft de 1979 perdiendo los derechos que habrían tenido sobre él.

Red Auerbach vio una posibilidad de oro en la elección de Bird y decidió seleccionarle.

Bird y auerbach

Sigue leyendo

El día que Magic Jonhson paró el corazón al baloncesto

A principios de los 90’s el mundo se veía azotado por el SIDA y cada cierto tiempo salían a la luz casos de contagios de personajes conocidos o bien se certificaban defunciones de personajes que sin que nadie supiera que estaban infectados fallecían por la el VIH. El 7 de noviembre de 1991 de una forma inesperada Magic Johnson anunciaba su enfermedad y su retirada del baloncesto profesional… ese día se le paró el corazón al baloncesto.

La noticia fue de tal impacto que rápidamente se difundió por el mundo, un mundo que todavía no estaban tan globalmente interconectado como a día de hoy.

Magic Johnson había escrito las páginas más gloriosas del baloncesto en la década de los 80’s y había sido nombrado 3 veces MVP en los 5 años anteriores a la fatídica noticia.

El base de los Angeles Lakers no había muerto pero aquello noticia parecía tan sólo el anticipo de un desenlace fatal.

En aquella época la enfermedad tenía un índice de mortalidad muy superior al actual y había casos que tenían conmocionada a la opinión social como la enfermedad del cantante Freddie Mercury que además terminaría falleciendo a los pocos días (24 de noviembre de 1991) de la noticia de la enfermedad de Johnson.

La noticia fue tan inesperada e impactante que el mundo del deporte entró en shock de forma general.

Magic Johnson corazón

Sigue leyendo

La historia olvidada de Larry Bird

Quizás calificar los hechos que acontecieron en plenas finales de conferencia este de 1985 como la historia olvidada de Larry Bird sea un error, quizás sea más adecuado recordarla como la historia que Larry Bird no quiere recordar.

Corrían los años dorados de los Celtics de Larry Bird en los 80’s. Año tras año los Celtics o los 76ers se intercambiaban en la lucha por el Título de la NBA con los Lakers o los Rockets.

En la temporada 1984-1985 todavía no se había roto el maleficio de la relación entre los Celtics-Lakers donde siempre salían ganadores los de Massachusetts.

Los Celtics habían ganado hasta aquel momento 8 Finales a los Lakers sin conocer la derrota.

Como era habitual en aquellos años los Celtics de Bird y compañía junto con los 76ers del Dr. J y Moses Malone se jugaban el aspirar al Título de la NBA por la conferencia este.

Durante aquellas Finales de conferencia ocurrió uno de los hechos que no ha trascendido históricamente más allá de comentarios puntuales de jugadores como el de Cedric Maxwell.

Larry Bird

Sigue leyendo