Los históricos 63 puntos de Joe Fulks

Joe Fulks es uno de los grandes personajes de la historia de la NBA. Quizás no sea de los más conocidos porque quizás su era de mediados de los 40’s y principios de los 50’s es una de las épocas más desconocidas por el gran público de la NBA.

 Este hecho es normal ya que en aquella época la NBA era otra liga muy diferente a lo que es ahora. Era una liga en construcción y que estaba definiendo todavía sus normas y su futuro. Aquella liga era ya la NBA pero realmente era sólo el germen de lo que años más tarde llegaría a ser.
 
 Hubo una época en la que los jugadores de raza negra no existían o mejor dicho no les dejaban existir, hubo una época en la que no existía el reloj de posesión o incluso que se llegó probar en canastas mucho más altas o en partidos de cuartos de 10 minutos.
 
 El gran público no recuerda una época en la que el baloncesto estuvo a punto de ser fagocitado por otros deportes porque perdía interés año tras año y que la NBA actual nuevamente ha vuelto no a ocultar pero si a no recordar con la intensidad debida.
 
 Uno de los grandes pioneros del baloncesto de aquella época fue Joe Fulks apodado “Jumping Joe” por su peculiar estilo de lanzamiento en aquella época. Fue el precursor del lanzamiento en suspensión… imaginaros la grandeza del personaje.
 
 Fue el primer máximo anotador de la historia de la NBA en una temporada completa con 23.2 puntos por partido en 1947 y fue la gran estrella del primer Título en la historia de la liga con los Philadelphia Warriors.
 
 En las finales anotó 37 y 34 puntos en el primer y último partido de la final pero Joe Fulks tiene para mi un record a la altura de los Chamberlain, Jordan, Baylor, Bryant o David Robinson… aquel record llegó el 10 de febrero de 1949.
 
Joe Fulks

Aquel día Joe Fulks anotó 63 puntos en el partido de los Philadelphia Warriors frente a los Indianapolis Jets.

 Esa cifra es de las más altas de la historia pero las ha habido mayores incluso mucho mayores pero para mi aquella anotación es comparable a las del propio Chamberlain o a las del resto de jugadores que consiguieron superar esa puntuación.

 En 1949 todavía no existía el reloj de posesión luego cada 24 segundos no pasaba el balón de un equipo a otro sino que un equipo podía anotar durante minutos salvo que hubiera falta personal.

 Además en aquella época todavía no se había instaurado el lanzamiento de tres puntos, algo que llegaría muchos años más tarde.
 
 Simplemente estas dos condiciones hacen que aquella cifra de anotación que reinó en la NBA hasta que Elgin Baylor la superó 10 años más tarde con 64 puntos sea simplemente algo que demuestra la importancia de lo que consiguió Fulks aquel día. 

Una de las mayores muestras de anotación de la historia del baloncesto

 
 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *