La exitosa reinvención de Andre Iguodala

Los Philadephia 76ers eligieron con el pick 9 del Draft de 2004 a un joven escolta de la Universidad de Arizona de nombre Andre Iguodala. El objetivo de aquella elección era seguir construyendo un equipo competitivo alrededor de Allen Iverson pero también elegir jugadores que en un momento dado pudieran dar un paso adelante y convertirse en jugadores estratégicos o incluso franquicia en caso de que The Answer decidiera abandonar el proyecto de los 76ers.

Los Sixers no levantaban cabeza desde las Finales que perdieron contra los Lakers de Kobe y Shaq en la temporada 2000-2001.

Iggy fue un aire fresco para aquel equipo y en su primera temporada en la liga consiguió ser miembro del Mejor equipo Rookie de la temporada.

La temporada siguiente Andre Iguodala consiguió hacerse con el MVP en el partido Rookie Challenge del All Star y se convirtió en uno de los jugadores con más proyección de la liga. Los 76ers veían en él una alternativa de futuro a Allen Iverson.

El 19 de diciembre de 2006 se consumó el traspaso de Iverson a los Nuggets e Iguodala tomó el relevo como jugador franquicia. 

A partir de ahí llegaron los mejores años de Iguodala en Philadelphia llegando a promediar varias temporadas casi 20 puntos por partido y sobre todo haciendo llegar a los 76ers a Playoffs pero siempre cayendo en primera ronda.

En su última temporada en Philadelphia (2011-12), Iggy consiguió ser All Star por primera y única vez en su carrera pero al final de aquella campaña fue traspasado a Denver en una macro operación que llevó entre otros a Dwight Howard a los Lakers, Andrew Bynum a Philadelphia y a Nikola Vucevic a Orlando. Aunque no lo pareciera el equipo que salió ganando con aquella operación fueron los Magic.

Allen Iverson y Andre Iguodala

Hasta ese momento de su carrera Iguodala era un tipo de jugador que había promediado 15.1 puntos lanzando prácticamente 12 tiros por partido y que básicamente no había ganado nada en la liga

En la temporada 2013-2014 y ya con 30 años llegó a los Golden State Warriors de Mark Jackson donde le esperaban Stepehen Curry, Klay Thompson y Draymond Green.

Esa fue la última temporada de Iguodala como titular habitual en un equipo pero su rol empezó a cambiar.

Al año siguiente llegó Steve Kerr a aquellos Warriors relengándole al banquillo y a un rol de especialista defensivo. El rendimiento de Iguodala disminuyó en cuanto a sus estadísticas personales pero se convirtió en un jugador clave del que probablemente sea el mejor equipo de la historia.

Los Warriors acabaron con un 67-15 de balance de temporada regular, se llevaron el anillo de Campeones de la NBA y Andre Iguodala fue nombrado MVP de las Finales tras su espectacular defensa sobre Lebron James y su importantísima aportación ofensiva cuando fue necesaria.

A partir de ahí llegaron más Finales de la NBA, más anillos y más éxitos colectivos demostrando la importancia de saber reconvertirse a lo que un equipo necesita convirtiéndole esto en uno de los pilares de un equipo que ya es leyenda de la historia de la NBA.

Andre Iguodala es todo un ejemplo de madurez y disciplina deportiva

steph iguodala

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!