Chris Paul el último gran base

Vivimos una época en la que grandes estrellas ya legendarias de la NBA como Kobe Bryant, Tim Duncan o Kevin Garnett están colgando las botas para pasar a ser de protagonistas sobre las canchas a los artífices ya de solamente grandes recuerdos.
 
El tiempo pasa y los grandes llegan sin darnos cuentan, crecen sin valorarlos en su medida y se van siempre con la sensación de que nos habría gustado disfrutarles más tiempo.
 
Así es el deporte y por eso debemos intentar valorar a los jugadores en su justa medida durante su estancia todavía en lo deportivo.
 
Cuando el otro día se confirmaba la marcha de The Big Ticket lo primero que pensé es que tenemos a jugadores como Lebron, Kevin Durant, Dwyane Wade o Stephen Curry que seguirán haciendo que la NBA siga siendo una liga única pero también recordé a uno de los más grandes bases ya de todos los tiempos, a una auténtica leyenda que irá a más pero que ya puede ser considera uno de los más grandes.
 
Hablamos del último gran base según los cánones, del base en estado puro, hablamos de Chris Paul el hombre que está viendo ensombrecida quizás su grandeza por esa leyenda urbana de la maldición de los Angeles Clippers.
 
Chris Paul

A veces nos olvidamos que Chris Paul sigue entre nosotros porque parece un jugador que siempre ha estado ahí.

 Quizás el pequeño base de Wake Forest esté viendo minorada su fama y leyenda por el hecho de no conseguir pasar de semifinales de conferencia nunca con los Angeles Clippers.
 
En si cuando hablamos de la figura de Chris Paul no valoramos lo que ya ha conseguido y esta situación con el base actual por excelencia denota la importancia de llegar a ganar un anillo de la NBA.

Simplemente repasemos unos datos de Chris Paul:

 9 veces All Star
 
4 veces mejor pasador de la liga y tiene la tercera mejor media de la historia con 9.9 pases por partido sólo superado por John Stockton y Magic Johnson.
 
6 veces mejor ladrón de balones de la competición (máximo de todos los tiempos)
 
4 veces en el mejor equipo de la liga
 
6 veces en el mejor equipo defensivo de la liga
 
Desde que llegó a los Clippers el equipo de los Angeles nunca ha bajado del 60% de victorias.
 
Chris Paul es el heredero del legado de los base tipo Cousy, Thomas, Kidd, Stockton o Nash… estamos ante el último gran base puro.
 
Todo esto son sólo unas muestras del jugador ante el que estamos y al que en ocasiones tendemos a no valorar por la aparición de nuevas estrellas o por el eclipse de los Lebron, KD y compañía.
 
Las estrellas se van pero siempre habrá otras en el brillando en el firmamento… sólo hay que recordar sus nombres y la de Chris Paul sigue todavía en lo más alto.
 
 

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!