El Factor X que tiene Stephen Curry

Antes de comenzar a explicar lo que creo que es el Factor X de Stephen Curry he de comentar que no soy precisamente un fan de la estrella de los Golden State Warriors. Es un grandísimo jugador  con unas habilidades excepcionales pero no está entre mis favoritos.

Con este antecedente aclarado previamente, podemos empezar a esbozar la figura de Curry sin que se piense que este artículo es una Oda a Don Stephen.

Es evidente porque ya es historia de la NBA que Stephen Curry ha sido uno de los precursores de un cambio de estilo de juego en la liga. El base de los Warriors se ha convertido en el triplista por antonomasia destinado a volatilizar todos los records establecidos hasta la fecha desde la linea de tres puntos.

Esa increíble habilidad para anotar desde el triple como mayor elemento diferencial hizo que, junto a un conjunto de grandes jugadores y un entrenador en el banquillo que hizo hacer sonar la correcta melodía,  los Warriors se convirtieran en un equipo legendario que ha marcado una era en la NBA.

Yo siempre he defendido la idea que también había que felicitar a los entrenadores de tiro del equipo de la Bahía porque lo de los Splash Brothers tiene un alto componente de entrenamiento, disciplina.

De cualquier forma Stephen Curry no es sólo tiro, ya que posee y trabaja unas grandes habilidades en el dribbling que le hacen tener la capacidad de crearse espacios de tiro donde para muchos no lo hay pero para mí Curry tiene algo más… algo que no se entrena y que le hace realmente especial.

Stephen Curry

El Factor X de Stephen Curry es que ama el baloncesto y la mejor forma de demostrarlo es ver como lo vive… como lo disfruta.

Algunas de las celebraciones y actitudes de Curry han sido puestas en tela de juicio por un exceso de gesticulación e incluso en algunas ocasiones se ha tomado como una falta de respeto hacia los rivales.

Yo he de reconocer que no entendía muy bien esa eterna sonrisa de Curry, sus tiros desde el túnel de vestuarios, sus bailecitos y contoneos al anotar triples de largo distancia… llegué a pensar que era un exceso de suficiencia del 30 de los Warriors hasta que comprendí que lo que hace Curry es celebrar el baloncesto en cada momento con la mayor naturalidad del mundo.

No cuida las formas en sus momentos de máxima exaltación porque esa felicidad es natural, es consustancial a su juego y a su forma de entender su vida profesional.

Don Stephen ha mamado el baloncesto desde que veía a su padre jugar en la NBA e incluso compartía banquillo con grandes estrellas cuando era tan sólo un niño.

Su capacidad de tiro y de fundamentos en el juego se ha visto potenciada por su inagotable capacidad de entrenamiento porque no le cuesta hacer algo que ama, algo con lo que disfruta.

Al fin y al cabo la felicidad se alcanza haciendo lo que nos gusta y a Curry le encanta el baloncesto porque está en su naturaleza, es algo más que una profesión, es el sentido de su vida.

Como dijo Don Andrés Montes… sólo algunos elegidos tienen la sonrisa del jugón.

Stephen Curry sonrisa

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!