El peor equipo defensivo de la historia de la NBA

Uno de los grandes mitos que siempre ha acompañado a la NBA ha sido la idea de que en temporada regular las defensas son laxas, es decir, que se defiende con muy poca intensidad. Esta teoría daría respuesta a los marcadores tan elevados de algunos partidos y al hecho de que algunos jugadores consigan cifras estadísticas tan espectaculares en anotación. Sea como sea es muy difícil sostener que esa falta de intensidad sea cierta salvo en el caso del que es considerado como el peor equipo defensivo de la historia de la liga.

Para ganarse ese poco honroso “Título” el equipo merecedor de esa consideración sí que realmente defendió poco y mal. Los fríos datos estadísticos delatan que en ese equipo se defendía poco… muy poco.

Defender es una cuestión de intensidad y actitud y el equipo que ha recibido más puntos por partido en una temporada completa en la historia de la NBA careció de ambas virtudes.

Michael Adams y Bailr Rasemussen

Sigue leyendo