El peor Draft de la historia de la NBA

La historia de la NBA se ha escrito en paralelo al Draft de la NBA. El sistema de elección de los mejores talentos baloncestisticos del planeta ya no sólo tiene como fuente la NCAA sino que el baloncesto internacional es otra de las grandes fuentes de los equipos de la NBA. A lo largo de los años ha habido grandes camadas e incluso hay una serie de Draft consesuados como los mejores de la historia como los Draft de 1984, 1996 o 2003 pero también lo hay como el peor Draft de todos los tiempos.

Mediar la calidad de una clase del Draft se debe medir en el tiempo a medio-largo plazo.

Algunos jugadores desarrollan su potencial antes y otros después pero sólo cuando han pasado varios años se puede valorar si esos jugadores que llegaron a la liga juntos han formado una buena Clase del Draft.

Con una cierta perspectiva temporal se valoran los robos del Draft, las decepciones y los jugadores que han llegado a ser lo que se esperaba de ellos.

Al final los Draft se miden por lo que han logrado sus jugadores… existencia de MVP, de jugadores All Star, de presencias en Primeros equipos de la liga, anillos conquistados o incluso por su posterior entrada en el Hall of Fame.

Sea como sea la calidad del Draft se puede cuantificar y comparar y entre esas comparaciones hay un Draft que sale muy mal comparado con cualquier otro de la historia.

Draft 2000

Sigue leyendo

La mala suerte de los Blazers en el Draft de la NBA

El Draft de la NBA cada año reparte los derechos del mejor talento joven del baloncesto mundial a las diferentes franquicias de la Liga. A parte del buen ojo de los scouters y General Managers a la hora de elegir jugadores también se requiere una cierta fortuna, algo que en Portland precisamente no han tenido por la histórica mala suerte de los Blazers en el Draft

La franquicia de Oregon curiosamente ha fracasado en la elección de sus números 1 del Draft.

Hasta el momento han podido elegir hasta en 4 ocasiones en primer lugar y el resultado ha sido… digamos que poco productivo, aunque a decir verdad no todo han sido fracasos totales.

Como pauta común estas elecciones fallidas siempre han sido pivots.

A parte de los casos del número 1 del Draft también ha habido algún otro caso muy sonado de mala elección que también vamos a repasar de los de Portland y que seguramente recordaréis por su trascendencia histórica.

De hecho vamos a comenzar por ese caso del mítico Draft de 1984.

Comenzamos con el repaso de la mala suerte de los Blazers en la historia de la NBA.

 

SAM BOWIE

SAM BOWIE

A Sam Bowie siempre le perseguirá haber compartido Draft en 1984 con Hakeem Olajuwon, Michael Jordan, Charles Barkley o John Stockton.

Sus 2.16 cm y la elección el año anterior del escolta de referencia de la Phi Slama Jama Clyde Drexler llevaron a los Blazers a decantarse por el pivot de la Universidad de Kentucky.

De hecho el primer año en los Blazers realmente fue un buen año de Rookie con 76 partidos jugados y unos promedios de 10 puntos, 8.6 resbotes, 2.8 asistencias y 2.7 tapones por partido.

El problema llegó al año siguiente cuando una fractura en la pierna derecha concatenó más de 4 años años practicamente en el dique seco y mientras tanto Olajuwon y especialmente Jordan se convertían en grande estrellas de la liga.

Aquel pick número 2 de 1984 es recordado y valorado por mucho como uno de los grandes errores históricos del Draft pero… ¿quien podía suponerlo en aquel momento? 

 

LARUE MARTIN

LARUE MARTIN

LaRue Martin fue elegido como número 1 del draft de 1972 por los Portlan Trail Blazers.

Pivot de 2.11 inexplicablemente para muchos terminó convirtiéndose en uno de los peores números 1 de la historia del draft de la NBA.

Martin tuvo una gran carrera universitaria e incluso fue capaz de frenar a Bill Walton en sus partidos de la NCAA.

Jugó 4 años en la NBA yendo cada vez a menos y retirándose con tan sólo 25 años.

Todo apunta a que no supo superar la presión de la alta competición pero nunca se supo realmente el motivo de su fracaso.

La elección posterior en aquel Draft de hombres como Bob McAdoo o Julius Erving evidenció aún más la mala elección

 

(Continúa en la siguiente página…)