Alexander Belov el hombre que cambió la historia de los Juegos Olímpicos

Cuando oímos a la cabeza el apellido Belov en seguida nos viene a la cabeza el mítico Sergei Belov, uno de los mejores jugadores de la historia del Baloncesto que nunca pisó la NBA.
 
Sergei formó parte de la mítica selección de la URSS de finales de los 60’s y de la decada de los 70’s que fueron capaces de plantar cara al baloncesto todopoderoso norteamericano.
 
Sergei Belov tras ganar 2 Copas de Europa con el CSKA y 15 medallas con la selección de la URSS entre las que destacan 1 Oro Olímpico, 2 Oros del Campeonato Mundial y 4 Oros del Eurobasket fue incluido en el Salón de la fama en 2007, pero no vamos a hablar hoy de Sergei sino de otro Belov que también fue incluido en el Salón de la fama ese mismo año… Alexander Belov.

La historia de Alexander Belov un pivot de tan sólo 2,01 cm es una de esas historias legendarias que hacen más grande este deporte ya que conjuga la épica con el drama y al final la historia se convierte en leyenda.

La leyenda de Alexander Belov comienza el día que el baloncesto en los Juegos Olímpicos cambió para siempre ya que en verano de 1972 los juegos olímpicos de Munich escondían un hecho que fue el primer gran paso para que el baloncesto cambiara y empezara a derribarse la omnipotencia del baloncesto norteamericano.
 
Alexander Belov
 
 A finales de Agosto de 1972 empezaron a disputarse los Juego Olímpicos de Munich en los comienzos de aquella Guerra Fría que terminaría dividiendo al mundo.
 
Estados Unidos se presentaban en la categoría de baloncesto como el equipo mas dominador de todos los tiempos ya que tras 7 Juegos Olímpicos como deporte Olímpico nunca había conocido la derrotas sumando hasta aquel momento 7 oros consecutivos.
 
En aquella época el baloncesto americano se bastaba y se sobraba con los Universitarios para arrasar al resto del mundo por su supremacía técnica y deportiva.
 
Aquel Team USA no tenía grandes nombres que pasarían a la historia… quizás los más conocidos para la historia hayan sido Bobby Jones o Doug Collins pero la falta de calidad de aquel equipo no es óbice para el resultado final.
 
Después de la fase de liguilla sólo quedaron para jugarse las medallas Estados Unidos y la URSS como invictas e Italia y Cuba.
 

(Continúa en la siguiente página…)

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!