Las finales de la NBA: Game 5, la vida sigue igual…

Ayer en el Oracle Arena, se despejaron muchas de las dudas que surgieron tras el cuarto encuentro jugado en Cleveland en el Quicken Loans Arena.
 
Se hablaba de los múltiples cambios tácticos que podían suceder tras el golpe de efecto de Steve Kerr tras sacrificar a su Torre, el Australiano Andrew Bogut, y el único cambio visible que hubo ayer fue precisamente el sacrificio de Mozgov, y el cambio de sacrificio de jugadores, para hacer un partido mucho más abierto, en el que Lebron, llegó a jugar de cinco… aunque la verdad, con su potencial físico este extraterrestre puede jugar de lo que el quiera.
 
Opinar a posteriori es algo sencillo ya que conoces el resultado de la jugada, pero he de hacerlo, porque sinceramente no creo que Blatt haya acertado.
 
La apuesta de Kerr de jugar con un quinteto bajo lo que hacía era reconducir su juego a su esencia de ataque rápido y dinámico, del dispara y corre, es decir, llevaba al juego de los Warriors un paso más allá en su evolución en la finales buscando reencontrarse con lo que llevaban practicando toda la temporada y que les reportó un balance de 67-15.
 
Sin embargo, no se hasta que punto sacrificar a un Mozgov, que estaba haciendo unas grandes finales, era la solución para Blatt, ya que de jugar a lo que querían los Cavaliers (también por las circunstancias de sus lesiones), con un Lebron centralizando y secuenciando el tiempo de juego y con un Curry maniatado por Dellavedova, hemos pasado de nuevo  a un tipo de juego más abierto dinámico, y que va a llevar el resultado de estas finales a quien más y mejores soldados tenga para poder crear opciones ofensivas.
 
En ese escenario parece que el equipo con más arsenal y variedad ofensiva son los Warriors y máxime cuando una de las pocas ventajas que tenían los Cavaliers, como era el juego interior de Mozgov, la han dejado de tener para adaptarse al tipo de juego que proponen los Golden State.
Mozgov
  
Creo que en una situación como la de los Cavaliers, con una plantilla que ha llegado a estas finales casi al límite físico, quitar de la rotación a un jugador como Mozgov que si te está produciendo muchos datos positivos, es un gran error.
 
Cuestión diferente era la de Bogut para los Warriors, porque el australiano, estaba pasando sin pena ni gloria por estas finales, y su ausencia, no se ha notada nada más que en positivo.
 
El pivot ruso, anotó en el cuarto partido 28 puntos y cogió 10 rebotes, y de hecho, en estas finales, llevaba hasta el partido de ayer una media de 16,8 puntos y 8,3 rebotes por partido… la mejor prestación de los Cavaliers, más allá del todopoderoso Lebron.
 
La solución no era quitar a Mozgov, para adaptarte al juego de los Warriors, y al cruce con Green, sino encontrar la solución táctica para hacer valer a tu elemento diferencial, que es tu pivot que está siendo el rey de las zonas en las finales, tanto a un nivel ofensivo, como a un nivel defensivo.
 
Los Warriors sin Mozgov, van para adentro con más facilidad y se permiten ejecutar muchos más tiros dentro del perímetro, lo que no les fuerza solamente a estar acertados desde más allá de la linea de 3 puntos.
 
Cambiar la ficha de Bogut, por la de Mozgov, es un gran acierto para Kerr y un tremendo error para David Blatt, que puede costarle este Título de la NBA.
 
Como solución, podía haber utilizado de forma alternativa a Mozgov, y a Thompson, pero no quitar a uno para hacer desparecer al otro, porque entonces estás jugando a lo que los Warriors quieren, y a ese tipo de juego más abierto, dinámico y veloz, te van a ganar siempre los de Oakland, porque tienen un equipo hecho para jugar así, y porque tienen a un MVP Curry, al otro Splash Thompson, Barnes, Green, Livingston, a un excelso Iguodala en estas finales (olvidemos el momento bloqueo mental de los tiros libres), y a un reaparecido Barbosa (ayer con 14 puntos).
 
Barbosa
 
Por lo demás todo siguió igual,  Curry se vistió de MVP, cuando tuvo que serlo y dejando para la historia un doble crossover combinado finalizado con un tiro de 3 que terminó por derrumbar al luchador Dellavedova (Delly para los amigos), un J.R.Smith que  a pesar de anotar 14 puntos, estuvo de nuevo errático, y un Lebron James que está más allá de lo humano, y volviendo a lanzar 34 veces a canasta (lleva 33 por partido en los 5 encuentros disputados)
 
Que Lebron es el mejor jugador del planeta a día de hoy, no lo se, lo que si puedo decir es que es el más determinante, y desde luego, el hecho de estar manteniendo a su equipo el solito en estas finales, es un merito inmenso… pero algo falla en Lebron James, o mejor dicho, en el tipo d ejuego que genera en sus equipos porque si Lebron, no se hace con estas finales, quedará con un balance de 2 victorias en 6 finales, es decir, un 33,3% de victorias… lo cual y cara a su lucha por ser el mejor de todos los tiempos, le coloca en una posición no favorable.
 
Lebron James de nuevo ha sumado otro triple doble, cada vez acercándose más al record de triples dobles de Magic Johnson en las finales de la NBA y lleva 36.6 puntos de media en estas finales, también amenazando el record de Michael Jordan, de los 41 puntos de media en las finales contra los Suns del 1993, pero sea como sea, las victorias de los Cavaliers no llegan, y el título cada vez está más lejos para la franquicia de Ohio.
 
 
Blatt y Lebron

O se sacan algo de la manga estos dos señores, Blatt y Lebron, o las cosas empiezan a pintar color dorado Warrior de forma clara en estas finales de 2015. 

 
Lebron no puede sólo, lo ha intentado hasta la extenuación, y sólo espero que no le pase como a Kobe cuando tuvo la lesión del talón por forzar mucho la maquina… Lebron es más joven, y más fuerte que Kobe, pero debe cuidar su físico.
 
Lebron es el único que puede forzar a Blatt a buscar otras alternativas, porque del intercambio de torres, ha salido victorioso claramente Steve Kerr, ya que los Warriors, tienen casi todas las piezas, y a Los Cavaliers, ya sólo les queda moviéndose por el tablero la reina, en este caso, el Rey Lebron James.
 
 
¿Reconducirá Blatt el dibujo táctico de unos Cavaliers de mínimos? 
 
De momento las finales siguen igual…
 
 
La batalla continua…
 
 
Warriors vs. Cavs
 
 
 

3 comentarios sobre “Las finales de la NBA: Game 5, la vida sigue igual…

  • el 15 Junio, 2015 a las 10:30 am
    Permalink

    Soy David gurú. Todo perfecto menos una vos. Lebrón te guste o no es el mejor.si lo pusieras a jugar mano a mano con cualquiera actualmente lo barre. Con lo demás todo de acuerdo. Pero quiero añadir que si los cavs estuvieran al completo tal vez seria otra la historia

    Respuesta
    • el 15 Junio, 2015 a las 1:55 pm
      Permalink

      Hola David! Esta claro que los Cavs con Love e Irving, serían otra cosa… no se si mejor o peor, pero tendrían muchisimos más recursos para poder resolver la eliminatoria. Si la cuestión es que Lebron, no puede echarse encima al equipo todos los partidos 48 minutos, porque al final, el baloncesto es un deporte colectivo, y hay que jugarlo de esa forma, porque a largo plazo, es la única alternativa. Lo del 1 vs. 1 contra cualquier jugador de esta final, también lo opino… pero este deporte se gana 5 vs.5… A ver que tal sexto, y sobre todo que esto no pare nunca, porque vaya gran espectaculo!
      Saludos

      Respuesta
  • el 15 Junio, 2015 a las 10:29 am
    Permalink

    Soy David gurú. Todo perfecto menos una vos. Lebrón te guste o no es el mejor.si lo pusieras a jugar mano a mano con cualquiera actualmente lo barre. Con lo demás todo de acuerdo. Pero quiero añadir que si los cavs estuvieran al completo tal vez seria otra la historia

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *