Nikos Galis verde

Nikos Galis el gran error de los Boston Celtics

Si tuviéramos que hablar del paradigma del jugador griego de los 80’s sin lugar a duda ese sería Nikos Galis. Su pelo negro, su piel morena, su pelo en pecho y su aspecto de jugador curtido en una zona  rural de la Grecia profunda distan mucho de la realidad del ídolo heleno.

Lo primero que hay que decir de Nikos Galis es que realmente no era griego de nacimiento sino norteamericano. Ni más ni menos que de Nueva Jersey.

El griego por excelencia era más bien un greco americano de padres inmigrantes más parecido a un Tony Manero cualquiera que a un griego de pura cepa de la Grecia profunda.

De hecho su nombre original no era Nikos Galis sino Nick Galis y estudió en el Union Hill High School de New Jersey.

El anuario del Instituto ya le pronosticaba grandes éxitos.

Nick Galis

¿A que ya no parece tan griego como cuando estaba al lado de Giannakis o Fasoulas?

Tras el Instituto se formó en la Universidad de Seton Hall donde jugó cuatro años en la NCAA I.

Jugador de escasa altura (1.83 cm) pero de inmenso potencial ofensivo no pasó desapercibido para los Scouters de la NBA pero fue elegido en una posición muy baja del Draft en relación a la calidad que atesoraba y respecto a lo que se convertiría en un futuro.

Quizás nadie podía esperar que Nick Galis de Seton Hall se convertiría en uno de los mejores jugadores de la historia del baloncesto FIBA.

Nikos Galis Seton Hall

Nikos Galis o bueno por aquel entonces Nick Galis fue elegido por los Boston Celtics en el draft de 1979 en el puesto 68 en la cuarta ronda.

Quizás por su estatura no había una gran confianza en Galis porque realmente su capacidad ofensiva no le pronosticaba esa posición tan mala en el Draft.

Su último año en la Universidad fue el tercer máximo anotador de la NCAA con 27.5 puntos por partido, sólo por detrás de Lawrence Butler con 30.1 puntos por partido elegido en el Draft de 1979 en el puesto 33 y un tal Larry Bird con 28.6 puntos por encuentro elegido el número 6 del Draft de 1978 precisamente por los Celtics.

Galis fue al campo de entrenamiento previo al comienzo de temporada con los Boston Celtics y allí se lesionó.

Tuvo una grave lesión en el tobillo que hizo finalmente que los Celtics no le firmaran un contrato optando por Gerald Henderson como base de recambio de Nate Archibald.

Aquel equipo con Bill Fitch de entrenador y Red Auerbach de General Manager había dejado escapar a uno de los mejores anotadores de la historia del Baloncesto.

Aquella decisión de Auerbach quizás sea uno de sus grandes errores entre los muchos aciertos que tuvo en la gestión de los Celtics.

Aquel equipo con un Larry Bird en su año Rookie a la cabeza hizo una gran temporada llegando a hacer un espectacular 61-21 y cayendo en las Finales de conferencia frente a los Sixers de Julius Erving.

Los Celtics posteriormente sumaron a Larry Bird, a los McHale, Parish, Danny Ainge o Dennis Johnson y construyeron un equipo campeón pero se les escapó un depredador ofensivo a la altura de Oscar Schmidt o Drazen Petrovic.

Nick Galis emigró a Grecia y se convirtió en Nikos Galis en el ídolo del baloncesto griego.

Nikos Galis aris

Fichó por el Aris de Salónica y allí reventó todos los registros de anotación llegando a promediar 44 puntos por partido en la liga griega en 1981.

En los 13 años siguientes en el Aris promedió 37,9 puntos por partido

Como curiosidad en 1983 la selección griega se enfrentó a los Tar Heels de la universidad de North Carolina donde jugaba Michael Jordan.

Aquel día Nikos Galis anotó 50 puntos.

Galis y Jordan

A partir de ahí la historia de Nikos Galis sólo se limitó al baloncesto FIBA ya que a pesar de que tuvo ofertas de los Nets y de los Celtics para volver a Estados unidos ya nunca regresó.

En su haber 11 Títulos de máximo anotador en Grecia, 8 veces máximo anotador de la Copa de Europa (Euroliga), 4 veces del Eurobasket, 11 ligas helenas y como colofón el Título y MVP del Eurobasket de 1987 celebrado precisamente en Grecia.

Aquel Campeonato le encumbró a lo más alto del Olimpo Heleno.

La pena de la historia de Nikos Galis es que pudimos verle en la NBA jugando ni más ni menos al lado de Larry Bird en el Boston Garden.

Nos tenemos que conformar con verle de verde con el uniforme del Panathinaikos.

¿No le sienta mal ese color verdad?

Nikos Galis Panathinaikos

También te puede interesar

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!