Los Washington Wizards el equipo que más ha cambiado desde su creación NBA

Desde junio de 1946, cuando se fundó la NBA bajo el formato de la BAA, hasta la actualidad, con una competición plenamente globalizada, los equipos que la han integrado han ido variando por diferentes fórmulas. Desde la creación de nuevas franquicias, hasta la extinción de otras, pasando por fusiones/extensiones de la liga e, incluso, por transformaciones de franquicias y, por consiguiente, de sus equipos.

Al fin y al cabo, las franquicias de la NBA, no dejan de ser empresas que tienen equipos de baloncesto y esas franquicias tienen dueños que dentro de los márgenes de las normas y, de los intereses de la NBA, pueden vender esos equipos, cambiarlos de nombre, e incluso si se les permite, cambiarlos de ciudad, siempre y cuando el nuevo mercado de aficionados sea propicio y no exista ya un equipo NBA en la zona.

Entre todas estos cambios, posibilidades y variables que pueden acontecer a lo largo de la vida de una franquicia, hay una de ellas que es la que más veces se ha transformado sin cambiar de ser la misma franquicia, aunque hayan cambiado los dueños, nombre y ubicación de los distintos equipos que han formado la historia de esa misma y única y franquicia.

Esa franquicia es la propietaria del actual equipo de la capital de Estados Unidos, los Washington Wizards, aunque ese no siempre fue ni su nombre, ni su emplazamiento.

Estamos ante el equipo que más veces se ha transformado, sin extinguirse, en los casi 70 años de historia de la mejor liga de baloncesto del planeta.

Washington wizards
Logo actual de los Wizards

Los actuales Wizards fueron creados en 1961 como Chicago Packers. Desde aquella época han cambiado tres veces de ciudad y cinco veces de nombre. No está nada mal.

Durante ese periodo han ganado, por el momento, un único Título de Campeones de la NBA en 1978.

Para comenzar a repasar la dinámica historia de los Wizards, hay que ir a sus orígenes ya que, la primera sede y denominación del equipo, fue en Chicago bajo el nombre de los Packers.

Aquel fugaz equipo tuvo el “honor” de ser el peor de toda la competición, consiguiendo un balance de 18 victorias y 62 derrotas, es decir, apenas un 22,5 % de victorias.

Entre lo más destacable de aquel germen de los actuales Wizards, hay que recordar que tuvieron el número 1 del Draft de 1961 y eligieron a la futura estrella de la NBA Walt Bellamy que, además, ganó el premio de Rookie del año.

Bellamy y chamberlain
Walt Bellamy (Packers) junto a Wilt Chamberlain (Philadelphia Warriors)

Los Chicago Packers tan solo existieron una temporada ya que, al año siguiente, se transformaron en los Chicago Zephyrs.

Los Zephyrs también tuvieron el número 1 del Draft del año siguiente y, en esta ocasión, eligieron a Bill McGill con peor suerte que el año anterior con Walt Bellamy ya que su nuevo rookie no llegó precisamente a triunfar en la liga.

Sin embargo, los Zephyrs se hicieron de nuevo con el premio de Rookie del año, pero con su novena elección del Draft de 1962, Terry Dischinger, proveniente de la Universidad de Perdue.

Los Zephyrs mejoraron algo esa segunda temporada, pero solamente consiguieron 25 victorias por 55 derrotas, elevando su porcentaje a un 31,1%, muy lejos todavía de los mejores de la liga.

Terry Dischinger
Terry Dischinger, el rookie del año de 1963

Tras su segundo año de vida deportiva, ya como los Zephyrs, la franquicia nuevamente cambió, pero esta vez, el cambio fue todavía mayor ya que el equipo, tanto modificó su nombre, como cambió también su sede, modificando su ciudad de origen.

Los Chicago Zephyrs desaparecían definitivamente para transformarse en los “nuevos” Baltimore Bullets.

El término “nuevos” es especialmente relevante debido a que ya existieron previamente otros Baltimore Bullets, pero aquella franquicia y equipo desaparecido, que existió de 1948 a 1955, no tenía nada que ver con la historia de los actuales Wizards.

Los “nuevos” Baltimore Bullets mejoraron mucho en esta nueva etapa y en 1965 consiguieron llegar a los Playoffs.

De esta etapa destaca especialmente la temporada 1968-1969, en la que los Bullets hicieron la segunda mejor temporada de su historia con un balance de 57 victorias y 25 derrotas con un balance del 69,5 % de porcentaje de victorias.

A aquel equipo acababa de llegar el número 2 del draft de 1968, que junto con el número 2 del draft de 1967, consiguieron llevar al equipo al mejor momento de su corta historia.

Esos dos hombres eran dos jugadores muy especiales, Earl Monroe y Wes Unseld, ambos Rookies del año en sus respectivas primeras temporadas en la NBA.

Wes Unseld
Wes Unseld en 1969

Además, Wes Unseld se convirtió en uno de los dos únicos hombres en la historia de la NBA, en conseguir ser Rookie del año y MVP en su primera temporada. El otro es Wilt Chamberlain.

Los Baltimore Bullets llegaron a las finales de la NBA en 1971, pero perdieron frente a los potentes Milwaukee Bucks de Oscar Robertson y Kareem Abdul Jabbar.

En la temporada de 1974, ya con Elvin Hayes en el equipo, los Baltimore Bullets hicieron de nuevo las maletas.

Se mudaron a Washington, donde pasaron a llamarse los Capital Bullets, obviamente, por el hecho de tener como sede la capital de los Estados Unidos.

Solamente jugaron una temporada en Maryland bajo esa denominación ya que, justo al año siguiente, tras haber caído en semifinales de los playoffs frente a los Knicks, los Capital Bullets volvieron a cambiar de nombre a Washington Bullets. Ese nombre les traería años más tarde los mayores éxitos de su historia.

En el primer año con el nombre de Washington Bullets el conjunto ahora de la Capital de Estados Unidos volvió a la final de la NBA, pero esta vez cayó frente a los Golden State Warriors de Rick Barry por un contundente 4 a 0.

En 1978 llegó el año en que los Bullets entrarían en el olimpo de los campeones, cuando por fin se llevaron el Título de la NBA (el único de su historia) tras vencer por 4-3 a los Supersonics.

Bullets Campeones 1978
Los Washington Bullets campeones de 1978

Los artífices de ese éxito fueron grandes jugadores como Wes Unseld, Elvin Hayes, Phil Chenier, Kevin Grevey o Mitch Kupchak, que consiguieron finalmente el Campeonato que tanto deseaban los aficionados de los Bullets.

Al año siguiente, los Washington Bullets estuvieron a punto de conseguirlo, pero esta vez los Supersonics se vengaron y se hicieron con la Final por un contundente 4 a 1.

Aquel fue el final de aquel grupo de jugadores y el inicio de una época gris para los Washington Bullets ya que, desde aquella final de 1979, nunca han vuelto a pasar de semifinales de conferencia, ni con la denominación de Bullets, ni con la actual.

Durante la etapa Bullets pasaron por el equipo jugadores relevantes como Manute Bol, Moses Malone, Muggsy Bogues, Bernard King, Michael Adams, Tom Guggliotta, Gheorghe Muresan, Chris Webber o Juwan Howard.

En el inicio de la temporada 1997-1998, los Washington Bullets volvieron de nuevo a buscar una nueva identidad y decidieron cambiar de nombre por última vez en su historia.

Pasaron a llamarse los Washington Wizards, lo cual tuvo inicialmente ciertas controversias por la relación de la denominación Wizard (Mago) con un capirote y el Ku Klux Klan. Finalmente, aquello no tuvo mayor trascendencia, pero es un claro ejemplo de como se le puede sacar punta a todo los que se quiera.

Bajo esta nueva denominación, los Washington Wizards tuvieron la suerte de contar en sus filas con el que probablemente sea el mejor jugador de todos los tiempos, Michael Jordan.

Durante dos temporadas completas (2001-2002 y 2002-2003) jugó con el conjunto de la capital de los Estados Unidos sin llegar a clasificarse para los Playoffs, pero cuajando muy buenas actuaciones individuales, lo cual era de esperar de un jugador del talento de Jordan a pesar de que rozara ya la cuarentena.

Realmente, que Michael Jordan dejara el rojo de los Chicago Bulls, por los colores del equipo de cualquier otra franquicia, es un honor para quien tuviera la posibilidad de tenerle en sus filas y ese equipo afortunado, fueron los Washington Wizards.

Michael Jordan con la camiseta retro (Bullets) de los Wizards
Michael Jordan con la camiseta retro (Bullets) de los Wizards

La etapa de Jordan fue parte de una fase en la que los Wizards, bajo su nueva identidad, pasaron siete años consecutivos sin clasificarse para los Playoffs, hasta que en la temporada 2004-05 se rompió la tendencia.

Lamentablemente cayeron en semifinales de conferencia ante los Miami Heat por un estrepitoso 4-0.

A partir de ahí, los tres años siguientes se clasificaron para playoffs con un equipo liderado por un buen trío de jugadores Gilbert Arenas, Antawn Jamison y Caron Butler.

Gilbert Arenas, Antawn Jamison y Caron Butler
De Izda. a Dcha.: Caron Butler, Gilbert Arenas y Antawn Jamison

El equipo siempre cayó en primera ronda frente a los Cavaliers de Lebron James, hasta que a su líder Gilbert Arenas, se le fue definitivamente el control de su vida extradeportiva, tras protagonizar diversos altercados, incluido un cruce de pistolas a lo Salvaje Oeste en el vestuario, con Javaris Crittenton, uno de los jugadores más conflictivos de los últimos tiempos de la NBA.

Tras la pérdida de un referente como Arenas, los Wizards volvieron a caer en otra etapa de varios años consecutivos sin clasificarse para los Playoffs.

Posteriormente, la dupla de John Wall y Bradley Beal, llevó de nuevo la ilusión a los aficionados de los Wizards, pero las lesiones de Wall impidieron que los de Washington alcanzaran mayores cotas de éxito.

Beal y Wall
John Wall y Bradley Beal

Veremos en un futuro si vuelven a rememorar éxitos pasados y si lo siguen haciendo en Washington o con otra denominación, porque si hay un equipo camaleónico en la NBA, sin lugar a duda, esos son los Wizards (o los Packers, Zephyrs, Bullets, Capitals…).

 

Si quieres leer más artículos como este, te recomendamos “Curiosidades e historias de las 1000 y una noches de la NBA”

Comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!