La acertada premonición de Elgin Baylor

Hubo un tiempo en el que todavía Wilt Chamberlain no era el máximo anotador en un partido de la historia de la NBA. Parece un pasado remoto porque los celebérrimos 100 puntos de Chamberlain han eclipsado cualquier otra actuación previa o posterior. Sin embargo en lo comienzos de la NBA, primero Joe Fulks, luego George Mikan y posteriormente Elgin Baylor, fueron los tres únicos hombres que han sido los máximos anotadores en un partido en un momento de la historia antes de Chamberlain.

El último de ellos en tener ese honor, Elgin Baylor, fue contemporáneo a Chamberlain y protagonizó algunos de los mejores duelos anotadores que se recuerdan.

Hasta el 8 de diciembre de 1961, el hombre record de la liga era Elgin Baylor con 71 puntos que había logrado en un partido frente a los Knicks el año anterior.

Ese 8 de diciembre el calendario de la NBA programó un encuentro entre los Angeles Lakers de Baylor y West contra los Philadelphia Warriors del todopoderoso Wilt Chamberlain.

El partido se fue hasta las tres prórrogas para que finalmente los Lakers se llevaran el partido por 151 a 147 con un Baylor estelar con 63 puntos pero curiosamente aquello no fue los más importante de aquel partido sino que lo realmente esencial era que la historia de la NBA había cambiado para siempre con la actuación de Chamberlain.

Elgin Baylor Lakers

El pivot de los Warriors había anotado 78 puntos, superando el record anterior de Elgin Baylor con 71.

Al finalizar el partido el famoso comentarista de los Lakers “Chick”Hearn se dirigió a Bylor preguntándole sobre la actuación de Chamberlain y concretamente sobre el hecho de que había superado su record en un partido con prórrogas, situación distinta a como Baylor había logrado sus 71 puntos.

Baylor en un frase que pasaría a la historia dijo que realmente no le importaba porque “Chamberlain algún día anotaría 100 puntos”

La premonición de Baylor no tardó en cumplirse ya que tan sólo meses más tarde, el 2 de Marzo de 1962, Wilt Chamberlain logró anotar esa cifra de puntos en un partido histórico para la NBA.

Años más tarde ambos compartirían equipo en los Angeles Lakers sumando junto a Jerry West el trío más prolífico en anotación que nunca ha coexistido en un equipo de la NBA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *