El All Star de 1982, el último 100 % Made in USA

El All Star Weekend es la cita en la que se reúne la flor y nata de la NBA cada temporada. El fin de semana está compuesto de varios eventos pero el principal sin lugar a la duda es el All Star Game donde se reúnen los 24 mejores jugadores de la temporada. El partido se ha jugado bajo varios formatos a lo largo de su historia, pero siempre ha sido un fiel reflejo de la “sociedad de la NBA”. Muestra de ello fue el All Star de 1982.

En los primeros All Star los jugadores que participaron eran básicamente de raza blanca, hasta la participación de Don Barksdale en 1953, aunque la tónica de mayoría de jugadores de raza blanca se mantuvo durante varios años.

Más adelante se fueron incorporando los jugadores de raza negra, al igual que en la competición, y los participantes en el All Star Game fueron cambiando, respondiendo a la realidad de la competición.

El último gran cambio se produjo en 1982, ya que fue el último All Star que tuvo una significante realidad que también ha sido muestra de los cambios que se han ido produciendo en la NBA.

Equipo conferencia Oeste
Equipo Conferencia Oeste
Equipo conferencia Este
Equipo conferencia Este

El All Star Game de 1982 fue el último (por el momento) 100% Made in USA, es decir, que todos sus participantes habían nacido en Estados Unidos

A partir de ese año donde se llevó Larry Bird el único MVP del All Star de su carrera, siempre ha habido al menos un jugador que haya nacido fuera de los Estados Unidos, aunque tuviera la nacionalidad estadounidense.

Desde la participación de Kiki Vandeweghe en el All Star de 1983, nacido en Wiesbaden (Alemania), hasta la llegada de jugadores internacionales como el nigeriano Hakeem Olajuwon, o la de la legión de jugadores europeos encabezados por Dirk Nowitzki, Pau Gasol, Tony Parker o ahora los Giannis Antetokounmpo y Luka Doncic, no ha vuelto a haber un All Star sin algún jugador nacido fuera de los Estados Unidos.

El All Star Game ha ido cambiando en función de los cambios en la liga y de la globalización de la competición y, como fiel ejemplo de ello, el All Star ha pasado a ser un partido con representación internacional desde hace cuatro décadas.

Otra muestra de que la NBA es la liga mundial de baloncesto.

Comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!