Los Cleveland Cavaliers finalistas de la NBA 2016

El alto nivel de rebotes, tanto ofensivos, como defensivos, y la capacidad intimidatoria también muestra un importante juego interior, clave en su defensa, ya que el bajo porcentaje de robos, y el bajo nivel de faltas por partido (20.4), también deja entrever poca intensidad defensiva, en el hombre a hombre.
En cuanto a sus enfrentamientos directos, frente a Celtics, Bulls y Hawks, todos los equipos estuvieron por encima del 40% de acierto en FG, en sus series frente a los Cavaliers, pero ninguno pasó de los 95 puntos por partido.
El balance de anotación Cavs-Celtics a los largo de los 4 partido fue 104 a 94.8, un más 9.2 a favor de los de Ohio, el Cavs-Bulls, en 6 partidos, fue de 96.7 a 91.2, un más 5.5 de los Cavaliers, y por último, frente a los Hawks (el teórico rival más complicado), en 4 partidos nuevamente, un 105.8 a 92.5, un muy favorable 13.3 por partido a favor de los Cavs.

El rival más complejo y la situación más adversa que han tenido los Cleveland Cavaliers, ha sido en la serie frente a los Bulls.

¿Que tuvieron los Bulls que no tuvieron los Hawks, ni los Celtics, para llevar a los Cavaliers al sexto partido, y a sólo 96.7 puntos de media en su serie, frente a los más de 104, de las otras 2 rondas?
Bulls vs. Cavaliers
La primer conclusión es clara, en esa serie subió muchísimo la intensidad defensiva de los Bulls, frente a los Celtics y Hawks. Los Bulls tuvieron armas, y recursos para frenar en anotación a unos Cavaliers, que basan su juego, en un ataque muy directo, y con escaso movimiento de balón.
Probablemente Thibodeau (el cesado entrenador de los Bulls), supo construir, y dispuso una mejor defensa, sobre el poderoso ataque de los de Cleveland. El nivel defensivo de Jimmy Butler, la intensidad de Noah, y el poder intimidatorio de Pau Gasol, frenaron a los Cavaliers.
Si los Warriors, quieren poder frenar el poder ofensivo de los Cavaliers, serán Claves Draymond Green, Andrew Bogut, y probablemente Harrison Barnes.

Los Bulls tuvieron una buena defensa pero un nivel ofensivo muy inferior al que se le puede presuponer a los Warriors.

Un combativo y a gran nivel Butler, un Pau Gasol un tanto cansado, y un jugador, lejos de su plenitud física, como Rose, fueron capaces de ponérselo difícil a unos Cavaliers, mermados por las lesiones de ni más, ni menos, 2 All Star como Irving y Love.
¿Serán capaces los Cavaliers, de frenar el arsenal ofensivo de los Warriors, mientras que siguen frescos para poder desequilibrar en su juego ofensivo más individual, a los de Oakland? ¿que papel jugaran las lesiones? ¿podrá Lebron repartir juego (8.3 asistencias por partido frente a las 3.7 de Irving o las 2.6 de Dellavedova), frenar a uno de los Splash Brothers y seguir siendo el referente ofensivo?
La respuesta de todas estas preguntas nos dará a el próximo Campeón de la NBA y al futuro MVP de las finales.
Trofeo Larry O'Brien y Bill Russell
[wysija_form id=”1″]

Comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!