Los Clippers son el candidato tapado al anillo

Desde que los Lakers se trasladaron de Minneapolis a Los Ángeles a principios de los 60, la ciudad californiana ha contado de manera regular con un candidato al anillo. Y así sigue siendo, aunque las tornas se han intercambiado y ahora dicha condición se la otorga la franquicia ‘pobre’: Los Angeles Clippers.

Acostumbrados a vivir a la sombra de Los Angeles Lakers desde 1980, los Clippers dieron un golpe encima de la mesa en 2011 firmando a Chris Paul, que vino procedente de los New Orleans Hornets. Se entendió como el mejor movimiento posible del mercado para ensalzar la figura de Blake Griffin, su jugador franquicia desde 2009.

No hay duda de que entre los dos juntos han hecho crecer a pasos agigantados a un equipo sin resultados reseñables a lo largo de su historia en los ‘play-offs’. Desde que unieron fuerzas, los Clippers han llegado siempre a las eliminatorias directas y hasta en tres ocasiones se han plantado en semifinales de Conferencia.

En la temporada 2016/2017 parecen haber dado el paso definitivo para soñar con el anillo.

Según las apuestas de bet365, los Clippers son el candidato tapado al trofeo.

Durante toda la pretemporada se ha hablado largo y tendido del pánico que infundirían los Golden State Warriors con Kevin Durant, del juego interior de los San Antonio Spurs y de la posibilidad de que los Cleveland Cavaliers repitieran en el palmarés.

Lejos del foco mediático comenzaron el curso los Clippers de Doc Rivers, el mismo que hizo revivir el espíritu de los Boston Celtics de Larry Bird y ganó el título con ellos en 2008 en pleno momento de dulzura de los Lakers de Kobe Bryant.

Paul, Griffin y DeAndre Jordan

Con números de campeones

Rivers, al frente del proyecto desde 2013, lo ha tenido claro los dos últimos veranos. No precisaba de grandes revoluciones en la plantilla, sino que simplemente quería piezas secundarias que encajasen en el engranaje del equipo alrededor de los dos pilares principales: Griffin y Paul.

Este perfil lo cumple Paul Pierce. El veterano pívot, al que más de uno daba por jubilado en los Wizards, empieza otra vez a brillar bajo el paraguas de Rivers como en los Celtics.

Y ahí están los resultados en este primer tramo de la competición para corroborarlo. Son los Clippers los que lideran la Conferencia Oeste y además con números propios de campeones de la NBA. Manda en la general con un 10-2, tras su última derrota contra los Memphis Grizzlies y con una diferencia de puntos superior a la de los Warriors de los récords.

La diferencia a su favor es de +183.

Solo los Chicago Bulls (1997), los Boston Celtics (1965) y los Miwaukee (1972) llegaron a las primeras 11 jornadas con un balance superior y de los tres, dos (Bulls y Celtics) terminaron con el título en su poder.

Este salto calificativo dificultará a posibles interesados la contratación de Griffin, cuando se convierta en agente libre.

Siempre deseó jugar en un bloque sin límite de aspiraciones y ahora que lo ha encontrado, no tendría lógica que cambiara de aires.

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!