El equipo que ha hecho más faltas en un sólo partido NBA

  Desde el baloncesto FIBA siempre se ha tenido la tendencia de decir que en la NBA se defiende de forma menos intensa que en las ligas de baloncesto que van más allá del baloncesto Norteamericano.
Habitualmente se ha comentado que por la tipología de juego más rápido y más abierto y por la búsqueda del espectáculo en la NBA primero se defiende de forma menos intensa y segundo que los arbitrajes digamos que son más permisivos respecto al contacto físico lo cual hace que por ejemplo el número de faltas personales se reduzca, pero esto son sólo opiniones ya que en el artículo vamos a ver precisamente lo contrario, el partido con más faltas personales de la historia de la NBA.
En mi opinión lo comentado anteriormente no son más que mitos y en la NBA se defiende lo mismo o más que en el baloncesto FIBA e incluso en algunas ocasiones, como en el tiempo de Playoffs o con determinados entrenadores que conocen la importancia de la defensa a la hora de construir equipos ganadores, las defensas NBA están muy por encima del baloncesto por ejemplo europeo incluso al borde de la legalidad en ocasiones… siempre que no juegue James Harden claro…
El record de faltas en un partido de la NBA se produjo en un partido de temporada regular en el que se enfrentaban Utah Jazz y los Phoenix Suns…
Jazz vs Suns

Los Utah Jazz son el equipo que ha hecho más faltas en un sólo partido NBA

El 9 de abril de 1990 los Utah Jazz cometieron 52 faltas personales en un sólo partido lo que supuso el record histórico de faltas personales.

Aquel día los Stockton, Malone y compañía se liaron a cometer faltas quedando hasta 4 jugadores de los Jazz expulsados por 6 faltas… Thurl Bailey, John Stockton, Bob Hansen y Eric Johnson. Del mismo modo Karl Malone y Blue Edwards acabaron con 5 faltas igualmente.
Aquello hizo que los Suns fueran en aquel partido 80 veces a la linea de tiro libre de los cuales anotaron 61 lanzamientos y finalmente se llevaron el partido frente a los Jazz por 115 a 109.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *