El final de los románticos en la NBA

La NBA evoluciona y cambia constantemente y en este último giro de la historia de la liga ha llegado el ocaso de los románticos que eran capaces de pasar toda su carrera en un mismo equipo en la NBA. Está claro que la liga norteamericana es diferente ya que al final los traspasos y en los movimientos de los jugadores influyen muchos factores pero no es casual que sea una rara avis encontrar a un jugador que lleve más de diez temporadas en un mismo equipo.

Desde que se pusieron de moda los llamados Super equipos con Big Threes o incluso Big Fours estelares es posible ver casi cualquier combinación de jugadores en un mismo equipo en la liga, el limite ya no es  el amor a los colores de la Franquicia que te ha hecho convertirte en una estrella de la liga, ahora el limite es el limite salarial.

Cuando se retiró Dirk Nowitzki tras pasar 21 temporadas en los Dallas Mavericks y superar las 20 de Kobe en los Lakers, se estableció un nuevo record de fidelidad que a día de hoy y sobre todo a futuro parece casi imposible que se pueda batir.

A los jugadores les da igual donde jueguen salvo si ese equipo puede aspirar a ganar un anillo, lo cual es lícito pero va en contra de los intereses de los aficionados de la NBA.

Anthony Davis, Kawhi y Kevin Durant

Los últimos movimientos de Kawhi Leonard, Paul George, Lebron James, Kevin Durant, Kyrie Irving, Marc Gasol o Anthony Davis confirman la muerte de los románticos en la NBA.

Lo importante es optar al anillo… donde sea es lo de menos y que los aficionados se compren la camiseta de un jugador porque juega en su equipo se ha convertido en una cuestión baladí.

Nadie imaginaría a Larry Bird, Magic Johnson o Tim Duncan por ejemplo compitiendo para otros equipos que no fueran los Celtics, los Lakers o los Spurs pero a día de hoy se puede ver a cualquier estrella de la liga con cualquier camiseta.

En algunos casos son los equipos los que promueven los traspasos en búsqueda de reconstruir la franquicia y en otros son los jugadores los que buscan una salida o simplemente nor enuevan con los equipos que les han visto crecer en la NBA.

Esta es la nueva era de baloncesto y nos tendremos que acostumbrar a que si te gustan un jugador como Kawhi tendrás que tener su camiseta de los Raptors, de los Spurs o de los Clippers pero no podrá ser de ninguno de esos equipos porque tu jugador favorito puede emigrar en cualquier momento.

Todavía quedan honrosas excepciones como Stephen Curry pero el final de la era de los románticos que amaban sus colores ha llegado a la NBA… 

 

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!