La fuerza del destino del Real Madrid y la Euroliga

Y a la tercera fue a la vencida… conseguir la novena Copa de Europa, o la primera Euroliga se había convertido en una obsesión del tamaño de la Séptima en futbol llevada al baloncesto.
 
El Real Madrid Baloncesto, el club más laureado de Europa, con 9 Títulos en total entre el formato de la antigua Copa de Europa, y el actual de la Euroliga, necesitaba este Título, tras dos finales consecutivas (Londres y Milán), donde tanto el Olympiakos, como el Maccabi, despertaron al Madrid antes de tiempo, de su sueño de volver a reinar en Europa.
 
El éxito de hoy, es el éxito de un proyecto, de Florentino Perez, Alberto Herreros, y sobre todo del cuerpo técnico dirigido por Pablo Laso… se debe decir, y se debe poner sobre la mesa, ya que las dos veces anteriores, que el Madrid, perdió la final de la Copa de Europa, se habló de un proyecto caduco y mal configurado, en cuanto a jugadores se refiere.
 
La realidad, de la temporada 2014-2015, es que el objetivo marcado seguía siendo la novena… sobre una columna vertebral formada, desde hace varios años, por Llull, Rudy, Felipe, y el Chacho, y jugadores con un alto nivel de implicación y/o rendimiento, como Carroll, Slaughter o Boroussis, empezaba una temporada, en la que la duda principal, era como iba a funcionar el Madrid, sin Niko Mirotic, jugador, que había sido una parte fundamental del Madrid de las anteriores temporadas anteriores. 

La llegada de Ayón, Campazzo, Maciulis, K.C. Rivers, y sobre todo un Chapu Nocioni con 35 años, vestían de nuevo las ilusiones de los aficionados madridistas.

 Ayón, Campazzo, Maciulis, K.C. Rivers, Nocioni  

La verdad, es que tras un comienzo irregular en la liga ACB, empezaron las dudas, sobre si estos recambios habían sido acertados o no… pero la fuerza del destino empezó a actuar entre el Real Madrid y la Euroliga, a partir de finales de febrero, cuando el Real Madrid se llevó una Copa del Rey, que no entraba en los pronósticos, además contra el eterno rival, el Barcelona de Xavi Pascual.
 
A partir de ahí y tras superar el Top 16, y el cruce frente al Anadolu Efes… el Real Madrid se plantaba en su final, en la Final Four de Madrid, del Palacio de los deportes.
 
La fuerza del destino seguí uniendo al Real Madrid, y a su novena Copa de Europa, solamente quedando ya entremedias, el Fenerbahce, y el o bien el todopoderoso CSKA o bien el Olympiakos… verdugo del Real Madrid de la final de Londres de 2013.
 
El Real Madrid comenzó el último asalto al trono europeo midiéndose al conjunto turco de Obradovic, donde aparecieron los Ayón, K.C. Rivers y Nocioni (tiempo atrás tan criticados), para tirar de garra y coraje de un Real Madrid, falto en anteriores ocasiones de determinación y de creer en la victoria. Buen papel de los habituales Llull, Chacho y Rudy…
 
Ni un gran Goudelock con 26 puntos, ni un gran Vesely con 20, pudieron evitar que el Real Madrid despertara del sueño de conseguir su novena Copa de Europa.
 
Por el otro lado los guerreros helenos del Olympiakos acababan en una gran remontada final con el gran aspirante al Título, el conjunto ruso del CSKA.
 
Todo estaba preparado, para la gran final, un Real Madrid, anfitrión, un enemigo conocido, con el que había cuentas que ajustar, y una cita con el destino, para que el Real Madrid de baloncesto, siguiera haciendo crecer su leyenda.
 
El partido no fue sencillo, y ha habido varios momentos muy complicados, en el que el Real Madrid, ha estado a punto de descolgarse en el marcador, pero en ese momento ha aparecido el pistolero, en mi opinión, la mano más rápida y certera del baloncesto europeo, el killer, Jaycee Carroll para desde más allá de la linea de 3, seguir haciendo que el Madrid, siguiera acercándose a su destino.
 
Por otro lado, y cuando se estaba jugando el partido, los minutos calientes, la hora de los valientes, de los buenos de verdad, ha emergido Nocioni, como en el partido de semifinales, o como en la final de la Copa del Rey… ha aparecido el Chapu, y han desaparecido sus 35 años… se han esfumado… el destino nos ha regalado un Chapu lleno de garra, con coraje, con corazón, que ha puesto un par de tapones determinantes, ha cogido todos los rechaces, y ha liderado a un Madrid en el momento clave, que acechaba al éxito, a la gloria de volver a proclamarse Rey de Europa. 

Eso le ha valido ser reconocido al argentino como el MVP de la final de la Copa de Europa 2015 de forma más que merecida…

 
  
El Chapu, Ayón, Rivers, Carroll, Campazzo, Maciulis, el Chacho, Rudy, Reyes, Slaughter, Llull y Bourousis, han devuelto la gloria al Real Madrid, han hecho que el sueño que el madridismo no vivía desde la final de Zaragoza de 1995, con Arlauckas y Sabonis, haya vuelto a ser revivido en el Palacio de los deportes, y de nuevo frente Olympaikos.
 
Los aficionados madridistas en general, se lo merecían… igualmente, después de sufrir, dos finales perdidas en los dos últimos años, los Llull, Rudy, Chacho, Reyes, Carroll y Slaughter… que habían sufrido en sus carnes el amargo sabor de la derrota, a la tercera lo han conseguido… disfrutadlo y saboreadlo, simplemente os lo merecéis, y de nuevo, la fuerza del destino, ha sido inevitable, y el Real Madrid ha vuelto a proclamarse, Rey del Viejo Continente.
 
Real Madrid Campéon 2015
 
La columna vertebral de este equipo, con la inmensa calidad de Rudy, el Chacho y Llull (si no se va a los Rockets), con los Slaughter, Carroll, Ayón, Chapu, etc… puede seguir dando guerra y dominando Europa varias temporadas más…
 
¿donde está el límite de este Campeón de Europa?
 
 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *