Más robos en un partido de playoffs en la historia de la NBA

Poseer el arte de la anticipación, el instinto de saber el siguiente movimiento que va realizar el jugador contrario, el respirar el timing de juego, el posicionamiento en el lugar adecuado para llegar antes a un balón, la agilidad del movimiento de salida y la velocidad de manos suelen ser características comunes a los jugadores que son buenos ladrones de balón.
 
En general todo buen defensor suele tener la característica de ser un buen ladrón de balones pero tampoco es imprescindible que sea así para que un jugador destaque en lo defensivo.
 
Robar balones no es nada sencillo ya que a parte de una buena defensa el jugador ofensivo debe en cierta manera perder la posesión del balón. 
 
Por ejemplo el mejor ladrón de todos los tiempos en los Playoffs ha promediado 2.8 robos por partido esto puede ayudar a dimensionar el récord de hoy ya que los robos de balón no suelen ser jugadas que se produzcan con gran asiduidad a lo largo de un partido.
 
El titular del récord de hoy siempre fue un jugador extremadamente hábil y rápido un jugador que conocía el baloncesto como pocos, el arquetipo del jugador puro de Playground.
 
Allen iverson

Ese hombre es The answer, Allen Iverson, y logró realizar 10 robos contra los Orlando Magic el 13 de mayo de 1999.

A día de hoy Allen Iverson sigue siendo el único jugador en la historia en alcanzar el doble dígito en robos en los playoffs de la NBA desde que estos se contabilizan.

Recordemos que en los Playoffs nadie regala ni un sólo balón y esto todavía da más importancia a un record que no parece sencillo que se pueda superar a corto plazo tanto por la dificultad en sí de la marca, como por el hecho de tener que producirse en la fase final de la competición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *