El mejor All Star Game de Michael Jordan

El partido de las estrellas de la NBA lleva reuniendo año tras año desde 1951 a los mejores jugadores de cada año de la Liga. Todas las grandes estrellas de la liga han disputado la cita y han dejado grandes momentos en la noche del partido de los egos. Entre ellos, como no, también quedó para el recuerdo el mejor All Star Game de Michael Jordan.

His Airness tras un gran debut en la liga y su posterior lesión en 1986 buscaba reivindicarse en un partido en el que todos lo más grandes comparten escenario.

Ante la falta de éxito de los Chicago Bulls en retos deportivos colectivos, Michael Jordan pretendía demostrar la estrella que era en el partido de las estrellas.

El primer paso fue lograr en 1987 el título de máximo anotador de la Liga con un espectacular promedio de 37.1 puntos por partido pero seguía sin pasar de primera ronda de playoffs y sin conseguir ser MVP.

De esta forma llegó una de las mejores campañas de Michael Jordan en lo individual ya que en 1988 logró lo que nadie había logrado… se convirtió en máximo anotador y mejor defensor de la liga… en resumen en el jugador total.

Con este nivel de juego llegó el fin de la semana de las estrellas de 1988 que se disputó precisamente en el Chicago Stadium.

Michael Jordan

Aquel año, ante su publico, llegó el mejor All Star Game de Michael Jordan

Aquella cita parecía preparada para encumbrar al nuevo ídolo de la NBA.

Jordan ganó su segundo concurso de mates consecutivo, en un espectacular duelo frente a Dominique Wilkins.

En el partido de las estrellas el escolta de los Chicago Bulls se fue hasta los 40 puntos con una gran serie de acierto de 17 de 23 tiros de campo a los que sumó 6 de 6 en tiros libres.

A esta gran cifra de anotación sumó 8 rebotes, 3 asistencias, 4 robos y 4 tapones.

Michael Jordan seguía reivindicándose como máxima estrella de la liga y se llevó el MVP del All Star Game.

Ese MVP además fue la antesala de su primer MVP de temporada regular.

Michael Jordan ya no sólo era un dunker ávido de anotación, era un líder capaz de construir a su alrededor un proyecto ganador.

Comenzaba una nueva era en la que tan sólo los Detroit Pistons de Isiah Thomas pudieron frenarle en su camino hacia el Título de la NBA durante 3 años consecutivos.

Lo demás es historia del baloncesto.

Os dejo el vídeo del partido:

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!