Los MVP de las Finales NBA con dos equipos diferentes

Para llegar a ser MVP de las Finales de la NBA hay que ser Campeón de la NBA. Esta frase sólo tiene la excepción de aquel primer premio de Jerry West en 1969. En el resto de ocasiones como decíamos ser el MVP ha supuesto siempre ser jugador del equipo Campeón.  Dicho honor corresponde a los jugadores que más determinantes han sido en la series finales y que han llevado a sus equipos al Título. De momento solo dos hombres han conseguido ser MVP de las Finales NBA con dos equipos diferentes.

El valor del MVP de las Finales es sin duda ser el jugador más valioso para su equipo en la obtención del Título.

Al final el binomio equipo y jugador deben ir de la mano ya que un jugador puede hacer una series excepcionales y que su equipo no gane el anillo. Por tanto el jugador es fundamental pero el equipo es esencial.

En cierta manera la actuación individual debe ser el culmen de la actuación colectiva.

Esto hace que el MVP deba ser el lider del equipo y que sea capaz de llevar o facilitar la victoria a sus compañeros.

Por esto ser MVP de las Finales es un Premio tan prestigioso para un jugador.

Tener ese rol en un equipo es francamente complicado… de hecho cada temporada obviamente sólo puede serlo un jugador en un equipo.

En la historia sólo dos jugadores han repetido Premio con equipos diferentes.

Kareem y Lebron

Kareem Abdul Jabbar y Lebron James son los dos únicos MVP de las Finales NBA con dos equipos diferentes en la historia de la NBA.

El primero de ellos lo logró en su etapa en los Milwaukee Bucks y posteriormente en los Angeles Lakers.

El Premio de los Bucks llegó en 1971 con 23 años y en los Lakers en 1985 con 37.

Pasaron 14 años entre un MVP y otro.

Por su parte Lebron James lo consiguió al ganar sus primeros anillos en Miami. Los logró de forma consecutiva en 2012 y en 2013.

Tras su vuelta a Cleveland ya en 2016 ganó otro anillo más frente a los Warriors siendo de nuevo el jugador más destacado  y consiguiendo su tercer MVP de las Finales de la NBA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *