El partido de la NBA con la canasta a 365 cm de altura

En la actualidad los aros de las canastas de la NBA están situados a 3,05 centímetros de altura desde el suelo.

Esta norma del baloncesto profesional lleva en tela de juicio desde hace décadas por el hecho de que la propia evolución física del ser humano, hace dudar de si esa altura resulta escasa frente a jugadores cada vez más altos y con mejores capacidades físicas para poder saltar.Muchos son los jugadores que ponen la cabeza a la altura del aro al realizar mates o incluso algunos de ellos son capaces de tocar la red del aro o el aro sin saltar, simplemente por la extensión de los brazos.

 ¿Recordáis el concurso de mates del All Star de Phoenix de 2009 cuando Dwight Howard sacó una canasta de 3,65 cm (12 pies) y la colocó al lado de la canasta oficial a 3,05 (10 pies) e hizo un mate a dos manos sobre la canasta más elevada?Howard 3,65

Bien pues aquella imagen que pasó a la historia como uno de los momentos más espectaculares del concurso de Mates de la NBA no es la primera que se daba en la NBA sino que llegó a disputarse un partido oficial con las canastas a esa altura.

El 7 de marzo de 1954 la NBA estaba en pleno proceso de pruebas y cambios para mejorar la dinámica y el atractivo del juego cara a los aficionados.

De hecho en aquel momento Danny Biasone estaba promoviendo junto con otros propietarios de equipos la inclusión del reloj de posesión en el juego, para poder limitar el tiempo de los ataques de cada equipo.

Debido al dominio que ejercían por aquel entonces los Minneapolis Lakers con sus hombres de juego interior George Mikan y Vern Mikkelsen que se habían hecho con los Títulos de 4 de los últimos 5 años (1949, 1950,1952 y 1953) la NBA en manos del Comisionado Maurice Podoloff decidió probar en un partido oficial como serían los partidos en unas canastas de mayor tamaño (3,65 cm) y que mejor manera de probarlo que con los propios Minneapolis Lakers.

El resultado de aquel partido que enfrento a los Minneapolis Lakers y a los Milwaukee Hawks con canastas a 3,65 cm fue de victoria para los Lakers por 65 a 63.

Los tres primeros cuartos fueron de un nivel de puntuación bajo y ya en el último cuarto los dos equipos superaron la barrera de los 20 puntos anotados.

La media de puntuación de aquella temporada de los Lakers fue de 81,7 puntos por partido y en aquel partido se quedaron sólo en 65.

Los porcentajes de anotación fueron muy bajos teniendo los Lakers un 28,6 % de acierto (22 de 77) y los Hawks un 31,7% (26 de 82).

El partido se decantó a favor del equipo vigente Campeón por el acierto en los tiros libres.

Pollard, Mikkelsen y Mikan

Tras el partido Mikkelsen (número 19) habló del partido y afirmó que aquellos aros daban incluso ventaja a jugadores como George Mikan (número 99) porque tras el tiro a canasta el balón tardaba más tiempo en caer y daba mayor ventaja a los jugadores altos para el posicionamiento en el rebote.

De momento tras aquella prueba la NBA no ha vuelto a promover esta regla de aumentar el tamaño de las canastas.

Tarde o temprano llegará el momento de volver a replantearse esta situación por la propia evolución física del ser humano y de los Porzingis, Antetokounmpo y compañia.

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!