El reloj de posesión… la salvación del baloncesto

El baloncesto es un deporte rápido, lleno de variaciones, dinámico en su concepción, de continuos cambios de ataques y defensas a lo largo de los partidos… un partido de baloncesto es el ejemplo de un deporte lleno de alternativas de anotación para cada uno de los rivales… puro espectáculo… pero esto no fue siempre así.

La NBA es una institución que quiere ser tan perfecta que tiende a olvidar u omitir de su historia sus defectos y errores del pasado por eso esta etapa y algunos partidos de la etapa de la que vamos a hablar no son habitualmente recordados. Eso sí, al contrario de otras instituciones, gran parte del éxito de la NBA ha consistido en saber evolucionar y aprender de sus errores.

El baloncesto como tal desde las primeras ligas americanas, hasta la creación de la BAA y d ela fusión con la NBL, para fundar la NBA había ido modificando muchas de las reglas del juego para que el deporte como tal fuera cada vez más atractivo de practicar y de ver para los aficionados.

Uno de los grandes problemas que tenía el concepto inicial de deporte era que no había un tiempo límite de posesión, como por ejemplo en el fútbol. Cada ataque y cada defensa podían durar todo el partido, lo que hacía que los equipos especulasen en exceso con el resultado.

A los equipos les daba igual ganar por 2 o por 20 puntos, ya que lo importante era la victoria, y esto hacia que cuando llegaban los minutos finales de los partidos, la única forma de cambiar de posesión era forzando la falta del equipo rival.

Durante 9 temporadas se mantuvo el sistema de ataques sin reloj de posesión pero partidos como el de 1950 entre los los Fort Wayne Pistons contra los Minneapolis Lakers que acabó en un 19-18 con sólo 8 canastas en juego, o el partido de los Playoffs entre los Celtics y los Syracuse Nationals que tuvo una cifra record de 106 faltas que hizo que se lanzaran 128 tiros libres (Donde Cousy estableció el Record de los Playoffs), o ya por último como culmén el partido entre los Syracuse Nationals y los New York Knicks donde el resultado fue 75-69, de los cuales fueron puntos desde el tiro libre los 75 de los Nationals y 34 de los 69 de los Knicks, fueron ejemplos de que algo debía cambiar en el sistema de juego.

Danny Biasone el propietario de los Syracuse Nationals en aquella época (actuales Filadelfia 76ers) aseguró que “El juego se había estancado”.

Monumento al reloj de posesión
Monumento al Reloj de posesión en Syracuse, New York

Biasone junto con otros propietarios de franquicias de la NBA se reunieron para encontrar una solución y acordaron establecer un límite de tiempo de posesión.

Al mismo tiempo combinaron esa medida con el establecimiento de un número de faltas máximas por cuarto a partir de las cuales se empezarían a lanzar tiros libres.

La idea de las posesiones fue establecer el tiempo máximo de posesión en 24 segundos por ataque ya que eso permitía 60 posesiones como mínimo a cada equipo lo que daba un total de 1.440 segundos por equipo, es decir 2.880 segundos que eran los 48 minutos que duraba un partido.

Este cambio de tiempo límite de posesión junto con el límite mínimo de las faltas de tiro se introdujo a partir de la temporada de 1954-1955 y funcionó a la perfección ya que por ejemplo la puntuación media por partido se incremento en 13,6 puntos (de 79,5 a a 93,1) en la primera temporada. A partir de ese momento los equipos empezaron a superar la barrera de los 100 puntos con asiduidad.

Este cambio favoreció el espectáculo del baloncesto de manera decisiva y para muchos el establecimiento de estas reglas del juego salvaron al baloncesto profesional, tal y como aseguró el antiguo Comisionado Maurice Podoloff cuando dijo ” La adopción del reloj de tiro había sido el evento más importante de la historia de la NBA”, o cuando Red Auerbach dijo “es el cambio de regla más importante en los últimos 50 años).

Años más tarde el precursor de la medida Danny Biasone afirmó que “el baloncesto Profesional no habría sobrevivido sin un reloj”, lo cual es probablemente cierto.

Cuantas emociones hemos vivido con ese reloj que nos trajo Biasone… 

¿Os imagináis el baloncesto sin los tiros al límite de la posesión del famoso shot clock?¿Habría sido lo mismo The Shot de Michael Jordan sin ese reloj de posesión al fondo?

Michael Jordan The Shot

2 comentarios sobre “El reloj de posesión… la salvación del baloncesto

  • el 21 Agosto, 2015 a las 10:50 am
    Permalink

    Buenísimo el artículo!!! Sabía que el tema del reloj antiguamente no existía, pero de ahí a un partido de menos de 20 puntos o los 75 desde la linea de personal!!! XD me parece una anécdota muy buena!

    Respuesta
    • el 22 Agosto, 2015 a las 6:08 pm
      Permalink

      A mi también me sorprendió mucho ese dato la verdad… la NBA tiene algunos partidos "olvidados"… en cuanto pueda publicaré una entrada de unas pruebas que hizo la NBA bastante curiosas…Saludos Adrià!!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *