El peor partido individual de la historia NBA

Un día malo en cualquier deporte lo puede tener cualquiera, hasta los más grandes. Somos humanos y la existencia del error es consustancial a la del acierto. Es así de simple, siempre puede haber una mala actuación por muchos factores pero entre todas esas malas actuaciones sólo puede haber un peor partido individual de la historia de la NBA.

La liga donde se han mostrado algunas de las mejores actuaciones de la historia del deporte de la canasta también ha regalado actuaciones horribles.

El fallo puede llegar por muchos motivos como por ejemplo una buena defensa o quizás una mala elección de tiro.

Hay que presuponer que cualquier jugador que haya llegado a jugar en la NBA tiene calidad suficiente como para tener unos porcentajes de tiro relativamente buenos.

Al final siempre hay una buena posición de tiro o un lanzamiento más afortunado que hace que los jugadores puedan volver a coger confianza en el lanzamiento.

La actuación de la que vamos a hablar es histórica por muchos motivos.

Cuando se repasan los datos estadísticos de aquel partido parece casi increíble lo que pasó ya que incluso haciéndolo adrede tengo dudas de que el resultado fuera tan bueno (o tan malo) y máxime cuando el autor del desastre supremo era un jugador de bastante calidad que llegó a ser 5 veces All Star y miembro del Team USA.

De hecho para mayor paradoja esa misma temporada fue All Star

Tim Hardaway

Tim Hardaway realizó el peor partido individual de la historia de la NBA tras conseguir un 0% de acierto en 17 tiros de campo

Dicho de otra manera, Hardaway perpetró un 0 de 17 en la máxima expresión de la contumacia en la historia registrada de la NBA.

Hardaway firmó aquel día un 0 de 15 en tiros de 2 y un 0 de en triples.

Sus únicos dos puntos llegaron tras dos tiros libres.

El desastre llegó el 27 de Diciembre de 1991 en un partido que enfrentaba a los Warriors frente a los Timberwolves.

Aquel día aciago para el base de los de la Bahía Tim Hardaway falló todo lo que lanzó pero repartió 13 asistencias, atrapó 3 rebotes, hizo dos robos y colocó 1 tapón como parte de su actuación en positivo.

Al lado negativo de sus 0 de 17 hay que sumar 4 perdidas y 5 faltas personales.

A pesar de Hardaway su equipo se llevó aquel partido en la prórroga por 106 a 102.

Hasta los mejores tienen un mal, mejor dicho un pésimo día…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *