Toni Kukoc… el Magic Johnson “blanco”

Uno de los jugadores más especiales que ha dado nunca el baloncesto europeo ha sido Toni Kukoc. Los motivos son muchos, pero el principal de todos ellos es que era un jugador que podía hacer físicamente lo que prácticamente ningún otro con su altura.

Sus 208 centímetros junto con su técnica y movilidad, le convertían en el jugador total que podía jugar bien en todas las posiciones del juego, como en su día podía hacer Magic Johnson, de ahí la comparación de Kukoc con Magic con apodos como The White Magic o Euro Magic.

 La cuestión es que la historia de Toni Kukoc tuvo lugar cuando el baloncesto europeo era casi irrelevante en la NBA y esto hizo que su impacto en la liga fuera mucho menor de las capacidades que tenía como jugador. Además la historia de Kukoc fue particularmente curiosa, ya que recaló y se hizo hueco en un equipo tan dominante como los Chicago Bulls de Michael Jordan, aunque al ser considerado como un chico de Jerry Krause no fue precisamente muy querido (sí respetado) por los grandes jefes del vestuario.

La calidad de un jugador se puede medir en la gran mayoría de ocasiones por sus cifras individuales y por su palmares y el de Kukoc atesora un dato único en la historia del baloncesto.

Toni Kukoc es el único jugador de la historia que ha hecho un Three-Peat tanto en Europa como en la NBA.

El croata lo logró de 1989 a 1991 con la Jugoplastika de Split ganando en tres ocasiones consecutivas la Copa de Europa y en la NBA con los Chicago Bulls de 1996 a 1998.

Lo más paradójico del caso de Kukoc es que este record podría haber sido todavía mayor, pero la decisión de mantenerse en Europa en 1990 le impidió convertirse en uno de los jugadores con más Títulos de todos los tiempos.

Toni Kukoc y Jerry Krause
Toni Kukoc y Jerry Krause

El 27 de junio de 1990 fue elegido en la posición 29 del Draft por los Chicago Bulls. En aquel momento el equipo del Estado de Illinois todavía no había ganado ningún campeonato y fue a partir de 1991 cuando empezó a sumar Títulos de la mano de Michael Jordan, Scottie Pippen y Phil Jackson.

Si Kukoc se hubiera incorporado a la NBA esa temporada 1990-1991, en vez de cuando lo hizo en la 1993-1994, hubiera sumado otros tres anillos más y otro Three-Peat.

Finalmente llegó a la NBA con 25 años y lo hizo a un equipo ganador en el que, a pesar de ser un jugador no formado en Estados Unidos, consiguió ser una parte muy importante de su estructura promediando las seis temporadas y media que estuvo en Chicago por encima del doble dígito y dejando un balance global de 14 puntos, 4.8 rebotes y 4.2 asistencias, lo cual da imagen de sus polivalentes prestaciones compartiendo equipo con el mismísimo Michael Jordan.

Además en la temporada 1995-1996, en el año de las 72 victorias de los Bulls, fue nombrado Mejor Sexto Hombre de la temporada, lo que le convirtió en el sexto hombre de uno de los mejores equipos de la historia y, además, en ser el último jugador en ganar ese premio y en esa misma temporada convertirse en Campeón de la NBA.

Los datos estadísticos y palmares de Kukoc ya de por sí son los de un gran jugador, pero hacerlos en los Chicago Bulls de Michael Jordan y Scottie Pippen, le elevan a otro nivel.

Jordan, Pippen y Kukoc
Jordan, Pippen y Kukoc

Comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!