El verdadero origen del Jumpman de Michael Jordan

Uno de los iconos más importantes y significativos de la historia del baloncesto es sin lugar a duda el Jumpman de Michael Jordan. La importancia de dicha imagen convertida en marca tanto a nivel comercial, como a nivel social, podría colocarla incluso por encima del mítico logo de la NBA, ese logo del que todo sabemos que es Jerry West, salvo la propia NBA… o eso dicen.

Cuestión de dinero como podéis imaginar.

En el caso del Jumpman también ha habido controversia con su origen y con los derechos de imagen generados.

Curiosamente el origen del Jumpman es totalmente fortuito ya que está basado en una acción totalmente fuera del juego en un partido del baloncesto.

En 1984 la revista LIFE encargó un reportaje del Team USA para los Juegos Olímpicos que se celebrarían en Los Angeles y en aquel equipo había un joven jugador de los Tar Heels con unas excepcionales condiciones atléticas.

El fotógrafo de aquel artículo era el holandés Jacobus Rentmeester y le propuso a Jordan que efectuara un salto de ballet sujentado el balón con el brazo izquierdo en extensión. La idea era hacer un grand jete para simular un mate en máxima extensión.

Michael Jordan tan sólo interpretó lo que le propuso Rentmeester y saltó en esa posición… realmente no había en frente una canasta, ni como consecuencia pretendía hacer un mate y menos con la mano izquierda siendo Jordan diestro.

La foto fue superpuesta sobre un fondo donde parecía un paisaje y una canasta de baloncesto y apareció en aquella edición de LIFE sin que nadie supera que en un futuro sería una imagen que sería historia del baloncesto.

En aquel momento en el que se originó el germen del Jumpman, Michael Jordan utilizaba unas Converse

Con la llegada de Michael Jordan a la NBA y la firma de su contrato pionero de personalización de material deportivo con Nike, his airness abandonó la converse que le habían acompañado en su etapa NCAA y del Team USA.

Nike empezó a diseñar zapatillas para Michael Jordan y la idea de la foto de Rentmeester gustó en la marca norteamericana.

De hecho hasta 1987 pagaron 15.000 dolares al fotógrafo holandés por la utilización de aquella fotografía.

En ese año y con el lanzamiento de las Air Jordan III, Nike realizó una nueva sesión fotográfica de la que Tinker Hatfield diseño el actual logo del Jumpman.

Aquel mítico logo tomaba forma con carácter definitivo y años más tarde se convertiría en el icono de la Jordan Brand valiendo millones de dolares.

Nike a partir de 1988 dejó de utilizar la imagen de Rentmeester para pasar a utilizar una imagen basada en la original pero con un formato distinto y diferenciado creado por la propia Nike, tanto como para que tras el juicio promovido por Rentmeester para cobrar royalties de aquella foto, el tribunal competente en Estados Unidos fallara en 2017 a favor de Nike.

Los tribunales dieron la razón a Nike aunque el origen del logo es de una naturaleza indubitada… a veces la justicia no es del todo justa… ¿que opináis vosotros?

jordan jumpman life 1987

 

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!