La canasta más lejana de la historia de la NBA

Desde que Ossie Schectman anotara la primera canasta de la NBA en el partido entre los Huskies y los Knicks el 1 de noviembre de 1946, hasta la actualidad, se han anotado millones de canastas de todas las facturas posibles. Entre todas ellas tan solo una es la canasta más lejana de la historia de la NBA.

El límite máximo de distancia de anotación, lo marca el tamaño de lo longitud de una cancha de baloncesto de la NBA. Actualmente ese tamaño son 28 metros y 65 centímetros (94 pies), tal y como consta en las reglas de dimensiones de la NBA.

Lógicamente este dato pone un marco máximo de distancia de anotación, aunque se dio un caso que superó, o mejor digamos que igualó esta distancia, que fue una canasta de Jae Crowder sacando de fondo, pero que obviamente no valió porque el balón no llegó a estar en juego, ya que la canasta se hizo directamente de saque.

Para encontrar la canasta anotada a mayor distancia de todos los tiempos de la competición hay que viajar hasta los inicios del Siglo XXI, concretamente el 17 de febrero de 2001.

Baron Davis

La canasta más lejana de la historia de la NBA la anotó Baron Davis con una distancia de 27 metros y 12 centímetros (89 pies)

El tiro lo realizó a falta de 0.7 segundos para el final del tercer cuarto del partido celebrado entre los Milwaukee Bucks y los Charlotte Hornets. El triple de Davis sirvió para que los Hornets pusieran una ventaja en el marcador de 9 puntos a su favor de 76 a 67. Finalmente la victoria del partido se la llevaron los de Charlotte por un holgado 103 a 93.

Esa noche los 18717 espectadores del Bradley Center de Milwaukee, fueron testigos de un momento histórico de la competición, la canasta anotada a mayor distancia de todos los tiempos en la NBA.

Esa canasta fue conseguida con un lanzamiento a una sola mano y sobre la bocina del final de cuarto, algo común en este tipo de lanzamientos.

  

Comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!