El inolvidable primer partido de Magic en la NBA

La temporada 1979-1980 se presentaba como un punto de inflexión en la historia de la liga. Tras varios años de incertidumbre, finalmente, se adoptaba el triple como tipo de lanzamiento oficial de la competición y, también, se firmó el contrato con USA Network para la difusión por televisión por cable de la NBA. A este clima de nuevos tiempos, contribuyó especialmente la llegada de dos jóvenes novatos a dos equipos históricos de la liga, Magic Johnson a los Lakers y Larry Bird a los Boston Celtics.

Seguramente muy pocos eran capaces de aventurar que aquellas perspectivas de cambio se convertirían en realidad, ya que esos dos jóvenes rookies se terminarían convirtiendo en leyendas de la NBA.

Como toda Leyenda, la de Magic Johnson también tuvo un comienzo, el cual no tardó en llegar, ya que tuvo lugar en su primer partido en la liga.

Las expectativas deportivas puestas sobre Magic, eran equiparables a los logros que había conseguido en los años precedentes en el Instituto y en la Universidad, donde había conseguido llevar a sus equipos al éxito de ganar los campeonatos a los que aspiraban.

Con el Instituto Everett logró hacerse con el Campeonato Estatal y en la NCAA también consiguió el Título de 1979, tras imponerse con la Universidad de Michigan a la Indiana State de Larry Bird.

El nombre Magic Johnson empezaba a ser garantía de éxito en el baloncesto ,y los aficionados de los Angeles Lakers, le esperaban como el Mesías que volvería a llevar a los de California al deseado Título de la NBA que no alcanzaban desde los años de Jerry West y Wilt Chamberlain en 1972.

Los Lakers contaban con el MVP Kareem Abdul Jabbar, pero hasta ese momento no había sido suficiente para volver a saborear las mieles del éxito.

El primer entrenador de Magic en la NBA Jack McKinney
Magic Johnson con su primer entrenador en la NBA Jack McKinney

En este contexto, el viernes 12 de octubre de 1979, con apenas 20 años y 59 días, llegó el primer partido de Magic Johnson en la NBA

Los Lakers se enfrentaban en el San diego Sports Arena a los San Diego Clippers, otro equipo que buscaba la tierra prometida, pero en su caso literalmente, ya que habían cambiado Buffalo por San Diego hacía un par de años y algunas temporadas más tarde, acabarían siendo el otro equipo de los Angeles.

El principal centro de atención de aquel partido era Magic Johnson, que con una sonrisa que irradiaba felicidad, respondía a las entrevistas pre-partido mostrando su estado de máxima felicidad y excitación por empezar su carrera en la NBA.

El partido fue tremendamente igualado, tanto que se llegó a decidir en la última jugada. Los Lakers perdían por un punto 102 a 101 frente a los Clippers. Don Ford sacó desde la linea de banda para pasar el balón a Kareem Abdul Jabbar, que recibió el pase y anotó sobre la bocina, la canasta de la victoria con un Skyhook marca de la casa. Los Lakers ganaban el primer partido de la carrera de Magic  con un tiro en el último segundo de Kareem. Todo un auténtico presagio de éxitos.

Magic y Kareem en su primer año juntos en la NBA
Magic y Kareem en su primer año juntos en la NBA

La emoción de Magic fue tan grande que se lanzó sobre Kareem y le empezó a abrazar como si hubiesen ganado el Título de la NBA. La diferencia es que tan solo era el primer partido de la temporada.

Tras aquel abrazo interminable de felicidad en estado puro de Magic a Kareem, éste le dijo a Johnson con cierta sorna, que con ese nivel de emociones, no iban a llegar al día de acción de gracias.

Aquel día por parte de los Clippers un espectacular World Be Free se fue hasta los 46 puntos y, por los púrpura y oro, tanto un sólido Kareem Abdul Jabbar que alcanzó los 29 puntos, como el irreverente rookie Magic Johnson, que terminó con 26 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias y 4 tapones en su partido de debut, fueron decisivos para la victoria de los Lakers.

Más tarde y ya en el vestuario, volvieron a hablar ambos jugadores según relataba el propio Magic Johnson en el Documental Always Showtime. Kareem se acercó a Magic y le dijo “Hey Magic, quedan todavía 81 partidos, no vuelvas a hacer eso”. 

Lo que no podría ni imaginar Kareem en aquel momento, es como terminaría aquella misma temporada, pero eso ya forma parte de otra historia de la inolvidable carrera de Magic Johnson.

Puedes encontrar este y otros artículos de Michael Jordan, Larry Bird y Magic Johnson en el libro Los Tres Tenores de la NBA

Los tres tenores de la NBA

 

Os dejo el vídeo de la histórica jugada.

Comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!