La historia del suelo del Boston Garden

Si tuviéramos que hablar de la historia de un equipo en el mundo del baloncesto siempre vendría a la cabeza el mismo nombre…  los legendarios Boston Celtics.

Los Celtics junto con los New York Knicks, son los dos únicos equipos originales que quedan del comienzo de la liga en la BAA, tanto por denominación como por ubicación.

Si a esto le añadimos que el conjunto de Massachusetts es el más laureado de la historia de la NBA con 17 Títulos en la actualidad casi cualquier tema que toquemos de los Celtics se convierte en historia pura del baloncesto mundial.

Los Celtics como hoy los conocemos, fueron fundados el 6 de junio de 1946 por Walter Brown establecediendo su sede en la ciudad de Boston. Allí  los Celtics comenzarían su leyenda en la BAA (germén de la actual NBA).

Los Celtics empezaron su andadura en la liga jugando los primeros años como locales en el Boston Arena. Para poder hacerlo en aquel estadio habitual de Hockey Hielo de 1910, necesitaron adaptar el suelo de la pista e instalar el parquet que permitiera jugar al baloncesto y que más tarde sería escenario de gran parte de la historia y mito de los Celtics.

Anthony DiNatale recibió el encargo en 1946 de Walter Brown de construir aquel legendario suelo de parquet para los Boston Celtics.

En aquella época post Segunda Guerra Mundial, había una cierta escasez de materias primas y de recursos económicos y DiNatale para poder ajustarse al encargo de Brown localizó unos restos de  madera de los Bosques de Tennessee que había servido para la construcción de barracones militares en la guerra.

En total se invirtieron 11.000 dolares en aquel nuevo suelo.

Boston garden parquet
Aquellos listones de madera conformaron un total de 247 paneles de aproximadamente 2,5 metros cuadrados por unos 4 cm de grosor.

Los colocaron de forma alterna lo cual le dio una imagen todavía más particular a aquel mítico parquet.

Aquel suelo se llevó posteriormente al Boston Garden donde se instaló desde 1952 hasta 1995 donde pervivió durante toda la estancia de los Celtics en aquel mítico estadio y posteriormente 4 años más en el TD Garden hasta que en 1999 decidió quitarse y cambiarse por uno nuevo.

Sobre aquel mítico parquet formado por paneles alternos de madera del Boston Arena, Boston Garden y TD Garden (en aquella época Fleet Center) los Celtics escribieron sus noches de leyenda y erigieron sus grandes victorias que les llevarían a ser el conjunto más laureado de la historia.

Aquel suelo también generó controversias entre sus rivales ya que se hablaba de zonas donde el balón botaba de forma extraña y que incluso generaba botes “muertos” o más cortos y precisa y curiosamente en esas zonas era donde las defensas de los Celtics hacían más hincapié en presionar a sus rivales.

 Sea como sea aquel parquet hizo tomar un mayor sentido que nunca a la frase jugar con el factor cancha a su favor y se creo la leyenda cierta o incierta de una pista que jugaba en favor de quienes conocían sus secretos y sus lugares claves.

Realidad o ficción, el mito y la leyenda sobre los secretos del parquet del Garden siempre quedara en la historia y en la memoria colectiva de los aficionados de la NBA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *