El jugador que ha sido más veces All Star en la historia de la NBA

Año tras año (salvo en 1999, la temporada del lockout interminable) desde la temporada 1950-51 en la NBA se disputa el partido de las estrellas.

A mediados de cada temporada aproximadamente en un lugar predeterminado previamente, la NBA organiza un evento de fin de semana en el que se realizan diversas actividades como actividades centrales el concurso de mates, el concurso de triples, el concurso de habilidades,  el partido de jóvenes promesas y por último y como colofón el partido de las estrellas.

El All Star Game es el evento principal y que cierra el fin de semana del All Star Weekend.

Es el perfecto escaparate para el mundo de los mejores jugadores de baloncesto del planeta, en el que se enfrentan los mejores jugadores de la Conferencia Este y de la Conferencia Oeste en un partido en pos del espectáculo.

Los quintetos titulares son elegidos directamente por los aficionados mediante votaciones populares, anteriormente sólo en Estados Unidos y desde la llegada de Internet también a través de un sistema de voto telemático por todos los aficionados del mundo que se registren.

El resto de componentes de los equipos hasta llegar a 12 son seleccionados por el entrenador principal de cada uno de los equipos de cada conferencia.

Estar en el All Star Game es uno de los momentos más importantes de la carrera de un jugador profesional.

Sólo lo disputan los 24 mejores de la liga y por tanto probablemente del mundo en cada temporada.

Por todo esto ser el jugador que más veces ha sido All Star de la NBA significa constancia, talento, calidad y sobre todo carisma.

Kareem All star

 Kareem Abdul Jabbar es el jugador que más veces ha sido All Star, seleccionado en 19 ocasiones y habiendo disputado 18 partidos, con un total de 449 minutos sobre la pista.

A día de hoy el jugador más cercano a sus cifras es Kobe Bryant con 18 selecciones pero sólo con 15 apariciones reales en encuentros disputados.

En tercer lugar está Tim Duncan con 15 selecciones y 15 partidos jugados, un partido más disputado que Kobe, pero dos selecciones menos para el partido de las estrellas.

Uno de los datos que mejor define la forma de jugar y la personalidad del máximo anotador de todos los tiempos es que Kareem nunca fue MVP del partido de los Egos pero sin embargo fue 6 veces MVP de temporada, el máximo nunca conseguido por un jugador en la NBA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *