El mejor jugador en unas Finales de la NBA

Año tras año el momento culmen de la temporada en la NBA llega cuando los equipos campeones de la Conferencia Este y de la Conferencia Oeste se enfrentan por dominar el mundo del baloncesto en las series Finales de la NBA. La única alternativa válida es ganar y entrar en la historia. Todo resultado que no sea ese sólo puede ser considerado un fracaso. Eso le pasó a los Phoenix Suns en 1993 cuando se enfrentaron al mejor jugador en unas finales de la historia de la NBA.

Lamentablemente sólo puede haber un ganador y en las finales de la NBA cada balón cuenta.

Por ese motivo los jugadores estrella de cada equipo protagonizan de una forma todavía más estelar el juego de sus equipos que en el resto de la temporada.

Las defensas se cierran y no ganar un centímetro para conseguir un tiro cómodo se torna una misión prácticamente imposible.

Ante esa máxima dificultad sólo los mejores prevalecen y entre los mejores el mejor fue el que para muchos es el jugador más dominante de la historia.

Michael Jordan 1993

Michael Jordan protagonizó en 1993 el mayor nivel de anotación en unas series finales de la historia convirtiéndose en el potencial mejor jugador en unas Finales de la NBA

Aquel Michael Jordan superlativo se enfrentó a los Phoenix Suns de un extraordinario Charles Barkley.

De hecho para que los Bulls se llevaran aquellas Finales por 4 a 2 Michael Jordan tuvo que dar lo mejor de si mismo en cada partido.

El resultado de ese esfuerzo máximo es una marca que no sabemos si podrá ser superado algún día.

Durante 6 partidos de intensidad máxima Michael Jordan promedió 41 puntos por partido a lo que sumó 8.5 rebotes, 6.3 asistencias, 1.7 robos y 0.7 tapones por partido.

Además esas medias las consiguió con un 50,4 % de acierto en el tiro de campo.

En todos lo partidos superó los 30 puntos, en tres los 40 puntos y en el cuarto partido se fue hasta los 55 puntos anotados.

Quizás por ponerle alguna pega podemos destacar en negativo su 69,4 % de acierto desde la linea de tiros libres. Sólo anotó 34 tiros libres de 49 intentos aunque también hay que tener en cuanta que jugó 45.7 minutos por partido lo que seguramente le haría ir muy fatigado a la línea de tiro libre.

Sea como sea cada año surgen nuevos mitos que aspiran a ser Michael Jordan, pero Michael Jordan sólo ha habido y habrá uno y como muestra ahí está su record de 41 puntos por partido en una Finales de la NBA con Danny Ainge, Charles Barkley y Dan Majerle como parejas de baile en aquellas finales.

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!