El mejor jugador en unas Finales de la NBA

Año tras año el momento culmen de la temporada en la NBA llega cuando los equipos campeones de la Conferencia Este y de la Conferencia Oeste se enfrentan por dominar el mundo del baloncesto en las series Finales de la NBA. La única alternativa válida es ganar y entrar en la historia. Todo resultado que no sea ese sólo puede ser considerado un fracaso. Eso le pasó a los Phoenix Suns en 1993 cuando se enfrentaron al mejor jugador en unas finales de la historia de la NBA.

Lamentablemente sólo puede haber un ganador y en las finales de la NBA cada balón cuenta.

Por ese motivo los jugadores estrella de cada equipo protagonizan de una forma todavía más estelar el juego de sus equipos que en el resto de la temporada.

Las defensas se cierran y no ganar un centímetro para conseguir un tiro cómodo se torna una misión prácticamente imposible.

Ante esa máxima dificultad sólo los mejores prevalecen y entre los mejores el mejor fue el que para muchos es el jugador más dominante de la historia.

Michael Jordan 1993

Sigue leyendo