La noche en que Kobe eclipsó al mejor equipo de la historia de la NBA

El 13 de abril de 2016 se produjeron dos hechos históricos en la NBA aunque uno de ellos quedó prácticamente en un segundo plano ante la legendaria actuación de Kobe Bryant en su despedida de la competición.

Aquella noche decía adios al baloncesto uno de los mejores jugadores de la historia de la NBA y también los Golden State Warriors se jugaban pasar a la historia convirtiéndose en el mejor equipo en temporada regular de todos los tiempos.

Por un lado estaba la despedida de un jugador que lo había sido todo pero que estaba en el ocaso de su carrera y por otro el equipo que estaba en condiciones de superar la mítica marca del 72-10 de los Chicago Bulls de Michael Jordan de la temporada 1995-1996.

Todo apuntaba en que sería una noche de nostalgia en el Staple de los Loa Angeles y una noche para la historia para los 19596 espectadores que llenaron a reventar el Oracle Arena de la ciudad de Oakland. Ambos partidos comenzaron a la misma hora y tuvieron un final muy similar.

Warriors o Kobe o Kobe y Warriors… un menú perfecto para una noche que tuvo un desenlace de película.

Los Golden State Warriors vencieron a los Grizzlies por 104 a 125 y consiguieron una marca sin igual… 73-9… algo único… histórico… pero en aquella noche algo secundario porque en el Staples Center, Kobe Bryant simplemente hizo algo al nivel de su grandeza.

Kobe Bryant

Kobe Bryant se despidió de la NBA anotando 60 puntos y convirtiendo su partido de retirada en la mejor actuación de la historia en un partido de estas características

El hecho fue sin duda muy importante ya que nadie se había despedido de esa forma en la historia de la liga, pero el cómo lo hizo fue sin lugar a duda lo más especial de aquella noche mágica.

Kobe entró en los últimos 3 minutos y 20 segundos en una especie de trance deportivo que le hizo básicamente imparable.

Lideró la remontada de 10 puntos frente a unos Utah Jazz que no le regalaron absolutamente nada.

Durante esos minutos donde Kobe anotó prácticamente todo hasta llevar a los Lakers a ganar aquel partido por 101 a 96 mientras que los Snoop Dogg, Jay Z, Kanye West, David Beckham, Jack Nicholson o el mismísimo Shaquille O’Neal no salían de la incredulidad ante el espectáculo superlativo que estaba ofreciendo la Mamba Negra en su máxima expresión.

Aquella noche se habló mucho de los Warriors… muchísimo al igual que al día siguiente pero Kobe eclipsó con su inmensa sombra la marca del que probablemente sea el mejor equipo de la historia de la NBA… algo sólo a la altura del propio Kobe.

Os dejo el vídeo de esos mágicos minutos…

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!