El partido individual más perfecto de la NBA

En la ya larga historia de la NBA ha habido grandes actuaciones a nivel individual que han conformado parte de la leyenda de la liga norteamericana. Entre esas actuaciones se encuentra la del partido individual más perfecto de la historia de la NBA.

Bajo esta consideración vamos a tener en cuenta el partido más redondo de un jugador, es decir, el partido con mayor nivel de anotación de un jugador sin tener un fallo de tiro durante el partido ya bien sea desde tiro de campo o desde la línea de tiros libres

Otras actuaciones como los 100 puntos de Chamberlain, los 63 de Jordan en playoffs o hace menos tiempo, los 81 de Kobe Bryant son infinitamente más conocidas pero en ellas hubo también errores no como en el partido del hombre que más puntos anoto sin fallo en la historia de la liga.

El record lo posee un gran jugador que nunca se distinguió precisamente por su nivel de anotación, ni incluso por su porcentaje de acierto, sino más bien por su gran habilidad en el robo y sus grandes dotes competitivas.

Gary Payton

Gary Payton fue el protagonista del partido individual más perfecto de la historia de la NBA

El jugador de los Seattle Supersonics anotó 32 puntos sin fallo el 4 de enero de 1995 frente a los Cavaliers.

The Glove consiguió 13 de 13 en tiros de dos puntos, 1 de 1 en triples y 3 de 3 en tiros libres lo que le hizo completar una inmaculada estadística del 100% de porcentaje de tiro.

Además sumó 5 rebotes, 6 asistencias y 2 robos aunque perdió 3 balones.

El jugador que más puntos ha anotado sin fallo y además sin perder ni un sólo balón fueron tanto Matt Barnes como el pequeño Muggsy Bogues con 24 puntos sin fallo.

A veces los grandes partidos no están en los grandes números sino en que los jugadores tengan un gran nivel de acierto y Gary Payton simplemente estuvo perfecto aquella noche que también tiene su hueco entre las grandes actuaciones de la historia de la NBA.

Animo y comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!