El equipo que ha jugado contra el Team USA más veces en los Juegos Olímpicos

Hablar de los Estados Unidos en baloncesto a lo largo de la historia de los Juegos Olímpicos, es hablar casi por norma general de victoria de los americanos. Hay algunas excepciones de derrotas del Team USA pero la inmensa gran mayoría de partidos de los norteamericanos ha acabado con clara victoria para los de la bandera de las barras y estrellas.
Esto hace que el combinado de los Estados Unidos sea siempre el rival a evitar pero en ocasiones ese hecho no se puede evitar.
Enfrentarse al Team USA puede ser el reflejo simplemente de la mala fortuna o también el reflejo de haber realizado un gran campeonato porque si quieres luchar por las medallas en los Juegos Olímpicos tarde o temprano te tendrás que enfrentar con los chicos de la NBA (en otros tiempo de la NCAA).
Mala suerte o buen torneo tienen como resultado la misma situación… te enfrentas al equipo a batir de cada campeonato.
Los Estados Unidos siempre van a estar ahí y el resto de equipos siempre van a ser los aspirantes a destronar al que potencialmente es el mejor baloncesto del mundo.
Hay una selección que ha sido la más damnificada de los partidos frente al Team USA ya que a parte de ser el combinado que más veces se ha medido al equipo norteamericano nunca ha sido capaz de vencerles.

Los miembros del Team USA en los juegos Olímpicos que no fueron All Star

Siempre presuponemos que los miembros del Team USA procedentes de la NBA son de la máxima calidad posible pero en algunas ocasiones los equipos que han llevado a las competiciones oficiales tras el famoso Dream Team de 1992 no han sido todo lo competitivos posible o lo que al menos se le debería suponer a la primera potencia del baloncesto mundial.
 
Esto no quiere decir que no fueran buenos jugadores sino más bien que quizás les faltaba cartel para lo que se supone que debe ser el mejor equipo de baloncesto del mundo a nivel de selección nacional.
 
En la NBA siempre ha existido una clase alta de jugadores que han sido los que al menos han jugado el All Star, es decir, que al menos una vez en su carrera han acudido como jugadores bien titulares o bien reservas al fin de semana de las estrellas.
 
Estamos hablando de los teóricos 24 jugadores del mundo aunque si bien es cierto no todos tienen que ser seleccionables por Estados Unidos ya que cada vez es más habitual la presencia de jugadores internacionales para ellos en el All Star Weekend.
 
Desde el Dream Team de Barcelona 1992 todos lo jugadores que han acudido a los Juegos Olímpicos han sido al menos All Star en una ocasión a lo largo de sus carreras hasta que llegaron los Juegos olímpicos de Atenas 2004 de infausto recuerdo para el equipo norteamericano ya que cosecharon 3 derrotas y sólo alcanzaron a llevarse el bronce en aquel campeonato que se llevó la selección argentina.

 Comenzamos a repasar por los miembros del Team USA en los juegos Olímpicos que no fueron All Star en sus carreras:

 

 

ATENAS 2004 

 

Richard Jefferson

Richard Jefferson
 

Emeka Okafor

Emeka Okafor
 

Lamar Odom

 Lamar Odom
 
Estos jugadores en Atenas 2004 estaban acompañados de Tim Duncan, Allen Iverson, Lebron James, Dwyane Wade, Carmelo Anthony… luego aquel desastre del Team USA con 3 derrotas en aquellos juegos seguro que no fue por falta de calidad deportiva de aquel equipo.
 
Seguramente fuera por otros motivos que tarde o temprano sabremos
 
 

 

PEKIN 2008

 

Tayshaun Prince

Tayshaun Prince
 
 
 

RIO 2016 

 

 Harrison Barnes

 
Harrison Barnes  es posible que pueda llegar a ser All Stars en un futuro. 
 
De momento no lo ha conseguido
 
 

 

Bill Bradley el jugador que pudo llegar a Presidente de los Estados Unidos

La casuística de la vida, anécdotas, historias y curiosidades de los equipos, entrenadores y jugadores de la NBA es una fuente inagotable de situaciones cuando menos sorprendentes.

Estados Unidos es un país diferente donde un actor como Ronald Reagan llegó a ser Presidente de la Nación… entonces… ¿Porque un jugador de baloncesto no podía llegar a serlo? La respuesta es sencilla, porque nuestro protagonista perdió con Al Gore por liderar las listas del Partido Demócrata en el año 2000 a la Casa Blanca.

Pero comencemos desde el principio de la vida de un hombre de una familia acomodada que estaba destinado a llegar alto en su vida profesional y probablemente el baloncesto no era la primera opción que le pasó por la cabeza a sus padres.

William Warren Bradley para los amigos Bill Bradley, fue un escolta de 1.96 cm que jugó en la prestigiosa Universidad de Princeton en su etapa Universitaria, llevando a ese equipo con una media de 30,2 puntos por partido a luchar con las míticas UCLA y Michigan por el Título de la NCAA, quedando tercero finalmente en la Final Four.

También fue Campeón Olímpico en Tokyo 1964 con Estados Unidos.

Bill Bradley ganó los premios Associated Press y el Oscar Robertson a mejor jugador universitario en 1965. Ganó sólo esos porque otros Premios de la NCAA todavía no habías sido creados.

Fue seleccionado en el último año de las Elecciones Territoriales del Draft de 1965 por los Knicks, pero no dio el salto a la NBA hasta  Diciembre de 1967 tras haber realizado 6 meses de Servicio Militar y de haber jugado una temporada en el baloncesto europeo en el Olimpia de Milán italiano.

Todo esto lo hizo mientras que cursaba en la Universidad de Oxford estudios de Políticas, Filosofía y Económicas hasta que consiguió graduarse en 1968 ya como jugador NBA.

Bradley jugador

California y Nueva York, las cunas del baloncesto americano

En la NBA todavía a día de hoy hay una inmensa mayoría de jugadores norteamericanos sobre las canchas de los diferentes equipos de la NBA, aunque los jugadores del resto del mundo cada vez van haciéndose un mayor hueco en el territorio NBA.
 
Estados Unidos está compuesto por 50 estados y un distrito capital (Washington D.C.) y en la actualidad ha habido ya jugadores a lo largo de la historia, nacidos en cada uno de esos estados.
 
Sin embargo, ese número de jugadores ha sido muy diferente de unos estados a otros, desde los únicos hombre de Maine, Alaska y New Hampshire, hasta los 312 del Estado de Nueva York, que ocupa el segundo lugar histórico y a los 358 del Estado de California, el Estado Dorado que también es la cuna del baloncesto norteamericano.
 
A este hecho influye sin duda que el estado de California es el más poblado (más de 38 millones de personas) de Estados Unidos muy por encima de Texas (más de 26 millones), Nueva York (más de 20 millones), Florida (más de 19 millones) o Illinois (más de 13 millones).
 
Si tenemos en cuenta el número de jugadores por el volumen de población, el ratio mayor sería el del estado de Nueva York, frente al de California, y por tanto debemos considerar a los dos estados como las cunas del baloncesto norteamericano ya que el resto de estados (salvo Illinois) está muy por detrás de estos datos a fecha de publicación del artículo.