Yao Ming, el gigante con pies de barro de la NBA

Yao Ming se ha ganado a pulso ser considerado uno de los grandes personajes históricos de la NBA. Parte de esa consideración viene de su juego y otra gran parte, incluso mayor que la primera, de lo que significó su llegada y permanencia en la liga estadounidense.

El pivot chino de 229 centímetros de altura es uno de los jugadores más altos que ha pasado por la NBA y probablemente el de mayor calidad por encima de la barrera de los 224 centímetros.

La historia de Yao Ming se empieza a escribir el día que sus padres, dos jugadores de baloncesto chinos, el padre Yao Zhiyuan (de 208 cm) y la madre Fang Feng Di (188 cm), se casaron y tuvieron a su único descendiente por la imperante Política de hijo único existente en China.

Es curioso que desde el comienzo de la historia del gigante chino, ya se le empiecen a atribuir leyendas urbanas del tipo de que el gobierno chino configuraba ese tipo de matrimonios, en aras de conseguir a deportistas de condiciones físicas de primer nivel, al estilo de las historias de la creación de super soldados en laboratorios soviéticos durante la Guerra Fría.

Más allá de las leyendas urbanas y de las teorías conspiranoicas, hay que recordar que los altos también se enamoran, como los bajos, los flacos, los gordos, los rubios, los morenos, etc, así que lo más probable es que la concepción del futuro jugador de la NBA fuera un acto normal y corriente de dos personas a las que las unía, además de otras cosas, la práctica del baloncesto profesional.

El resultado fue un bebe llamado Yao Ming de 5 kilos al nacer y de un gran tamaño

Yao Ming de niño
Yao Ming de niño

Su infancia y crecimiento también tiene otra doble lectura, como casi toda la vida deportiva de Yao Ming. Algunas fuentes hablan de que el baloncesto no le gustaba y fueron sus padres los que le dirigieron hacia la practica de ese deporte y otras hablan de que lo empezó a practicar por placer con 9 años.

Sea como sea, Yao pronto empezó a destacar en el baloncesto por sus excepcionales cualidades y comenzó a jugar en las categorías inferiores de los Shanghai Sharks, un equipo de la Chinese Basketball Association (CBA), donde llegaría a jugar cinco años a nivel profesional y tendría su primera grave lesión en el pie.

En la temporada 2001-2002, tras proclamarse Campeón con los Sharks, los Houston Rockets le eligieron como número 1 del Draft de la NBA para convertirse en el primer jugador internacional no formado en Estados Unidos en ser elegido en esa posición. 

Antes de dar ese paso los Rockets, junto con la CBA y el gobierno Chino, acordaron que Yao Ming podría jugar en la NBA si era elegido en el Draft. Como a finales de los años 80’s y principios de los 90’s, era importante llegar a este tipo de acuerdos previos con gobiernos comunistas, para que no vetaran las operaciones de fichajes de jugadores con el gran enemigo capitalista llamado Estados Unidos.

Yao Ming se rodeó de lo que se denominó el “Team Yao”, un conjunto de profesionales que la ayudarían a gestionar su carrera  a partir de ese momento.

Carroll Dawson, Yao Ming y Rudy Tomjanovich en su presentación en Houston
Carroll Dawson, Yao Ming y Rudy Tomjanovich en su presentación en Houston

En ese equipo estaban su representante Erik Zhang, los agentes Bill Duffy y  Lu Hao, el profesor de economía de la Universidad de Chicago John Huizinga y Bill Sanders, vicepresidente de marketing de BDA Sports Management. Un ramillete de profesionales en distintos ámbitos que le ayudarían en el reto que se le avecinaba en el país de las oportunidades.

Yao Ming fue una auténtica bomba mediática en el mundo del baloncesto.  Su llegada a la NBA estuvo acompañada del halo de misterio típico de llegar de un país con las restricciones informativas de China. Además sus 229 centímetros no dejaron indiferente a nadie, ya que el apodo de La Gran Muralla que le pusieron nunca había pudo haber tenido mejor protagonista.

La primera gran acción de Yao Ming a nivel comercial fue su presentación ante el mundo en la NBA y  en ella también generó cierta controversia y suspicacias, ya que pivot chino decidió elegir el número 11 de camiseta. Esta elección no pasa de ser un simple número, pero detrás de ella había una explicación curiosa.

Eligió ese número 11 por su jugador favorito de baloncesto, Arvydas Sabonis.

Sabas siempre llevó ese número en su carrera, desde los tiempos de la selección de la URSS, posteriormente con Lituania, con el Zalguiris Kaunas, Valladolid, Real Madrid y Portland Trail Blazers.

Lo más paradójico de esta historia del número es que Yao Ming en los Sharks nunca llevó el 11, sino que llevó el 15 y en la selección china el 13.

Yao Ming machacando con el 15 de los Shanghai Sharks
Yao Ming machacando con el 15 de los Shanghai Sharks

Se podría pensar que igual por su juventud en los Shanghai Sharks no le dejaron elegir ese número, pero hay que recordar que en 2001 Ming ya era el MVP de la CBA y, cómo podréis imaginar, en la selección China era el jefe.

De nuevo, la historia del número de Yao Ming también dicen que fue una idea del “Team Yao” para vincular la figura del jugador chino con uno de los jugadores altos con más clase de la historia.

Sabonis era una figura muy respetada en la NBA y vincular a Yao Ming con el concepto del jugador lituano era una sinergia positiva.

Sea cierto o no, la historia oficial es la de que era su jugador favorito y, como consecuencia, Yao siempre llevó el 11 en la NBA, una de las camisetas más vendidas de baloncesto en el mundo.

La primera temporada del gigante chino en la NBA mostró su gran potencial deportivo y su, todavía, mayor potencial comercial.

Ese primer año sus números fueron buenos, pero no se llevó el Premio a Rookie del año, que finalmente cayó del lado de Amare Stoudemire. Ambos jugadores tuvieron unos datos estadísticos muy similares y sus equipos hicieron buenas temporadas, pero los electores, periodistas especializados estadounidenses y canadienses, eligieron a Stoudemire por 59 puntos por los 45 de Yao Ming.

 

(Continúa la historia en la siguiente página…)

Un comentario en “Yao Ming, el gigante con pies de barro de la NBA

Comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!