Cuando los bolos eran prioritarios al baloncesto de la NBA

Sí a día de hoy dijésemos que un campeonato de bolos es capaz de relegar a un segundo plano a un partido de baloncesto de la NBA, no nos lo podríamos creer. Si además ese partido fueran las Finales de la competición, directamente creeríamos que es imposible.

La cuestión es que la historia de la NBA guarda anécdotas de este calibre y lo que parece imposible fue una realidad, ya que en la temporada 1954-1955, uno de los equipos que disputó las Finales de la NBA, no pudo utilizar su estadio habitual durante la temporada regular porque ese espacio estaba reservado para el American Bowling Congress, ¿ pero como fue esto posible?.

Para contextualizar aquel momento, aquella fue la primera temporada de utilización del reloj de posesión. La NBA necesitaba un cambio que añadiera un mayor dinamismo al juego y sobre todo que eliminara la posibilidad de un juego especulativo y defensivo.

También en aquel momento se acababa de retirar por primera vez George Mikan, el gran jugador dominador de los primeros años de la NBA, por lo que los Minneapolis Lakers se presentaban como un equipo mucho más vencible que en temporadas pasadas. 

Todos estos factores y la gran temporada de un equipo inédito hasta el momento como los Fort Wayne Pistons y la de los habituales Nationals (actuales 76ers), dio como resultado unas Finales muy especiales.

Finales entre los Nationals y los Pistons 1955
Imagen de las Finales entre los Nationals y los Pistons en 1955

La final de baloncesto de la NBA la protagonizaron dos equipos de pequeñas ciudades como Fort Wayne y Syracuse

La esperanza de llegar a las finales del equipo de Fort Wayne era tan pequeña al principio de temporada que los propietarios del estadio Allen County War Memorial de Fort Wayne, habían reservado esas fechas para un evento de bolos, el  American Bowling Congress.

A pesar de ser conocedores de que los dos mejores equipos del país se iban a enfrentar en la final de la liga norteamericana más importante de baloncesto, los administradores del Allen County War Memorial priorizaron el Campeonato de bolos y los Pistons tuvieron que disputar las finales como local en Indianapolis.

Aquel mercado de Fort Wayne ya de por sí era pequeño para un equipo de la NBA, pero el hecho de relegar al equipo a otra ciudad agravó todavía más la situación, e hizo que el propietario del equipo Fred Zollner, tomara la decisión de abandonar la ciudad y de buscar una ubicación con mayor potencial como Detroit.

Los Pistons perdieron las finales por 4 a 3 frente a los Nationals, unas series de dos equipos que muy pronto cambiarían de ubicación, unos hacía Detroit y otros hacía Philadephia.

 

Comenta el artículo!! Dinos lo que piensas!